Real Sociedad se clasifica en el último aliento

El gol de Willian José en los descuentos le dio el jueves a la Real Sociedad la clasificación a los dieciseisavos de final de la Liga Europa al rescatar un empate 1-1 de visita al Napoli.

El gol de Willian José en los descuentos le dio el jueves a la Real Sociedad la clasificación a los dieciseisavos de final de la Liga Europa al rescatar un empate 1-1 de visita al Napoli.

La igualdad aseguró el pase de ambos equipos en un reñido Grupo F. El partido también sirvió para estrenar el estadio recién nombrado en honor a Diego Armando Maradona.

Napoli quedó primero en la llave con 11 puntos, seguido por el conjunto vasco con nueve. El AZ Alkmaar holandés quedó tercero con ocho puntos tras sucumbir 2-1 de visita al Rijeka de Croacia.

Estoy contento, pero a medias, porque hemos hecho un partido para ganar", dijo el técnico de la Real Imanol Alguacil. "Queríamos haber hecho nuestro homenaje al nuevo nombre del campo, a Maradona y hemos hecho una gran puesta en escena ante un rival de Champions, pero no hemos podido vencer, pese a que hemos estado cerca.

Piotr Zielinski puso en ventaja al Napoli con su gol a los 35 minutos, definiendo con un derechazo desde el bordo del área luego que los visitantes no supieron despejar un tiro de esquina.

La Real acusó las importantes bajas de Mikel Oyarzabal y David Silva, pero supo reaccionar y alcanzó el empate que valió la clasificación. Cuando parecía quedar fuera, el brasileño Willian José aprovechó un balón suelto para batir al arquero colombiano David Ospina en la agonía.

Con siete plazas por definir para la etapa de eliminación directa al completar la fase de grupos, el Young Boys también avanzó al convertir un penal en los descuentos para empatar en casa 1-1 contra el Cluj de Rumania.

El Molde noruego también avanzó a dieciseisavos

Los últimos dos boletos se definían más tarde.

Clasificado con dos fechas de anticipación, Arsenal cumplió el pleno de victorias al despachar 4-2 al Dundalk de Irlanda.

Se guardó un minuto de silencio en todos los estadios como homenaje a Paolo Rossi, el goleador de la selección de Italia que ganó el Mundial de 1982 y quie falleció a los 64 años.