Comisionado de MLS reconoce retos en la era del COVID-19

La MLS se encamina a registrar pérdidas cercanas a los 1.000 millones de dólares este año, debido a la pandemia, advirtió el comisionado Don Garber, quien sin embargo se dijo orgulloso por la capa...

La MLS se encamina a registrar pérdidas cercanas a los 1.000 millones de dólares este año, debido a la pandemia, advirtió el comisionado Don Garber, quien sin embargo se dijo orgulloso por la capacidad de la liga para llevar a cabo la campaña en medio de la crisis sanitaria.

Garber rindió el martes su informe anual sobre el Estado de la Liga, de cara a la final de la MLS que se llevará a cabo el sábado entre los Sounders de Seattle y el Crew de Columbus en Ohio.

La pandemia obligó a que la liga paralizara actividades el 12 de marzo. En el verano, logró realizar el torneo MLS is Back en una burbuja en Florida.

Luego, los equipos volvieron a sus ciudades y disputaron una campaña abreviada.

En junio, Garber había pronosticado que las pérdidas serían de 1.000 millones de dólares. A medida que se acerca el final de la temporada, el comisionado indicó que los ingresos perdidos se acercan de hecho a ese número.

No sólo hemos perdido ingresos significativos, como muchos otros negocios y ciertamente como nuestra industria, sino que hemos incurrido en gastos que no esperábamos. Enviamos a los jugadores a cada partido en aviones fletados ”eso no es parte de nuestro contrato colectivo. Tuvimos el gasto de realizar el torneo MLS is Back, explicó Garber.

Y aunque ello nos permitió capturar algunos ingresos, fueron enormes los gastos de albergar a tantos jugadores y de operar esos partidos, creando los estadios virtuales. Así que, en realidad, el impacto de todo esto es probablemente mayor al que habíamos esperado, lo cual nos preocupa.

Garber dijo que la liga y sus equipos han tratado de compensar el dinero perdido con el despido traumático de 20% del personal de la MLS, así como recortes de personal en cada club y una reducción del 5% en la paga general de los jugadores. Pero la realidad es que la liga depende de los ingresos que capta en los días de los partidos.

Y esas percepciones se han reducido drásticamente durante la pandemia. Hubo menos encuentros, sin aficionados o con un número limitado de éstos.

Estamos preocupados por cómo lucirá todo esto en 2021, y estamos trabajando, como pienso que todos pueden imaginar, en definir la manera en que podemos salir adelante de todo esto, afirmó Garber. Estoy mucho muy esperanzado de que 2021 será un año mucho mejor que 2020, porque no creo que negocio alguno pueda soportar el tipo de impacto que soportamos en 2020 durante dos años seguidos.

La meta actual sigue siendo inaugurar la temporada de 2021 a comienzos o mediados de marzo, enfatizó Grber.