Real Madrid se juega mucho en un tramo de 3 partidos

Sumido en una espiral negativa, el Real Madrid se asoma ahora al tramo de partidos más exigente de su temporada.

Sumido en una espiral negativa, el Real Madrid se asoma ahora al tramo de partidos más exigente de su temporada.

Los merengues apenas cuentan con una victoria en sus últimos cinco partidos en todas las competiciones. Más tropiezos en los siguientes tres compromisos podrían dejarle fuera de la Liga de Campeones y comprometer sus aspiraciones en La Liga española.

En el torneo doméstico, el Madrid se topará con dos rivales de cuidado: visitará primero al Sevilla y luego recibirá al Atlético en el derbi capitalino.

También tiene un partido de vida o muerte contra el Borussia Moenchengladbach en la Liga de Campeones. Una derrota ante los alemanes significaría que los 13 veces campeones de Europa no sobrevivan la fase de grupos por primera vez desde 1989-90, aunque el Madrid no disputó el torneo en 1996-97.

Para dificultar más el panorama, tendrán que batirse sin su capitán Sergio Ramos y el delantero Eden Hazard debido a lesiones.

Los dirigidos por Zinedine Zidane vienen de sufrir derrotas ante el Alavés como local en La Liga y contra el Shakhtar Donetsk en Kiev en la Champions.

En momentos complicados tenemos que sacar nuestro carácter y nuestro orgullo", dijo Zidane tras la derrota ante el Shakhtar. Vamos a tener que ganar el próximo partido, el último. Vamos a creer y a luchar, eso seguro, estoy convencido.

Los merengues han sufrido más de la cuenta en Europa, rescatando un agónico empate en el feudo del Gladbach y otra derrota contra el Shakhtar como local en la primera fecha. La victoria 2-0 de visitante ante el Inter de Milán ha sido la único que han conseguido en sus últimos cinco partidos. Empataron ante el Villarreal y cayeron ante el Valencia, en ambos casos de visitante.

Zidane retomó las riendas del Madrid en 2019 tras renunciar luego de la última conquista europea en 2018. Llevan dos ediciones seguidas en las que fueron eliminados en los octavos de final de la Champions, a manos del Ajax en 2019 y ante el Manchester City en 2020.

Zidane llevó al Madrid a tres títulos seguidos en la Champions y el cetro doméstico la pasada temporada, pero la mala racha reciente han propiciado cuestionamientos sobre si es capaz de motivar a un plantel que no tuvo grandes cambios para este curso.

El entrenador francés descartó la posibilidad de dimitir y lanzó una proclama de optimismo.

"Hay que aguantar esta situación porque son rachas y es verdad que no son buenos resultados para nosotros. Pero vamos a seguir trabajando fuerte y creyendo en lo que hacemos, afirmó Zidane.

Por lo pronto, el Madrid visitará el sábado a un Sevilla en buena forma. El siguiente rival doméstico será el Atlético, que ha ganado seis partidos consecutivos en La Liga y aventaja por seis puntos a su rival capitalino, con un partido pendiente.

Ganarle al Gladbach el próximo miércoles asegurará avanzar en la Champions sin tener que depender de otros resultados.

El Real Madrid ha demostrado que cuando necesitamos ganar estamos ahí, dijo el volante Luka Modric. Hay que demostrarlo en el campo porque solo con hablar no vale.