De menos a más, Djokovic y Thiem avanzan en Viena

Novak Djokovic y Dominic Thiem sortearon sobresaltos en el primer set antes de apuntarse victorias al debutar el martes en el Abierto de Viena.

Novak Djokovic y Dominic Thiem sortearon sobresaltos en el primer set antes de apuntarse victorias al debutar el martes en el Abierto de Viena.

Djokovic, número uno del mundo, cedió cuatro juegos seguidos y debió levantar una bola de set al vencer 7-6 (6), 6-3 a su compatriota serbio Filip Krajinovic.

Thiem, la estrella local y campeón del reciente Abierto de Estados Unidos, estuvo a punto de malograr una ventaja 5-1 y acabó imponiéndose 6-4, 7-5 ante el ucraniano Vitaliy Sachko.

Djokovic disputó su primer partido desde que perdió ante Rafael Nadal en la final del Abierto de Francia, y su primer torneo bajo techo desde la final de la Copa Davis en Madrid en noviembre de 2019.

Espero mejorar mucho más nivel", dijo Djokovic, ahora con marca 38-2 en la temporada.

No es la primera vez que arranco lento al comienzo de un torneo y luego voy mejorando cada día", añadió.

Djokovic, quien se coronó campeón en la capital de Austria la última vez que acudió al torneo en 2007, se las verá con el croata Borna Coric en la segunda ronda.

Thiem pasó apuros ante Sachko, el número 529 del ránking. El ucraniano debutó en un torneo de la Gira de la ATP al reemplazar a Kei Nishikori, quien se bajó por una lesión en el hombro.

El defensor del título se fue arriba 5-1, pero cedió sus siguientes juegos con saque antes de volver a quebrarle el servicio a Sachko con el marcador 5-4.

Thiem también dejó escapar una ventaja 4-1 en el segundo set, pero con un quiebre se puso al frente 6-5.

Fue la décima victoria consecutiva de Thiem en Austria, luego de coronarse tanto en Kitzbuehel como en Viena el año pasado.

Thiem se las verá con el chileno Cristian Garín, quien derrotó 6-4, 6-7 (9), 6-3 al suizo Stanislas Wawrinka, el rival de Djokovic en la final de 2007.

Grigor Dimitrov, Hubert Hurkacz y Lorenzo Sonego consiguieron sendos triunfos en sets corridos. Dan Evans ganaba por 6-3, 4-5 cuando su rival Aljaz Bedene abandonó la pulseada por una lesión.

Con un estricto protocolo sanitario, el torneo en Viena permitió el ingreso de 1.000 espectadores a la arena Stadthalle con un aforo máximo para 9.000.