El Madrid apaga la presión con victoria 3-1 sobre Barcelona

Cuando el Real Madrid estaba bajo más presión, apareció el capitán Sergio Ramos para darle ruta a la victoria en el primer clásico de la temporada ante el Barcelona.

Cuando el Real Madrid estaba bajo más presión, apareció el capitán Sergio Ramos para darle ruta a la victoria en el primer clásico de la temporada ante el Barcelona.

Ramos convirtió el sábado un penal con el que el campeón de la Liga de España puso fin a una racha de dos derrotas para celebrar la victoria 3-1 como visitante en el Camp Nou.

El capitán merengue convirtió su 25to penal consecutivo a los 63, después de que el árbitro Juan Martínez Munuera recurrió al videoarbitraje (VAR) para valorar un jalón del francés Clement Lenglet como falta.

El uruguayo Federico Valverde puso al frente a los merengues al mandar a las redes un disparo cruzado arriba, después de recibir una gran asistencia del francés Karim Benzema a los cinco minutos. El croata Luka Modric selló la victoria a los 90, después de un contragolpe en el que se encontró el marco abierto para sentenciar con un derechazo.

La joven estrella juvenil Ansu Fati, de 17 años, igualó momentáneamente a los 8 por los anfitriones, después de verse en desventaja con un remate cruzado a pase al corazón del área de Jordi Alba.

Con la victoria, el Madrid toma un respiro después de ligar derrotas en casa, ante el Cádiz (1-0) y en su presentación en la Liga de Campeones ante el Shakhtar Donetsk (3-2), para ser líder con 13 puntos y un duelo pendiente.

Esta camiseta y este escudo merece que luchemos cada partido, y hoy lo hicimos más porque sabíamos que veníamos de dos partidos difíciles, malos. Hoy le hemos metido muchas ganas y hemos corrido mucho, dijo el arquero belga Thibaut Courtois.

El Barí§a ligó jornadas de liga sin victoria para estancarse en la 10ma posición con siete puntos y un par de duelos pendientes.

El Madrid llegó al Camp Nou, que no tuvo aficionados por la pandemia del coronavirus, en un momento de mucha presión tras los descalabros.

Ramos volvió a la alineación después de perderse el duelo a media semana ante el Shakhtar por una molestia en la rodilla, que lo obligó a ser cambiado en el juego ante el Cádiz. Con su capitán de vuelta, el cuadro blanco ofreció una cara distinta.

El Madrid tomó rápido la ventaja gracias a Valverde, quien definió magistralmente el pase filtrado de Benzema en su primera llegada de peligro.

Los azulgranas tuvieron una rápida reacción cuando el astro argentino Lionel Messi lanzó un pase a la carrera de Alba, quien puso la diagonal al centro del área, donde Fati remató para convertir el tanto 400 en la historia de los clásicos en todas las competencias.

Minutos después, el estelar Courtois evitó el tanto de Messi a los 23, con un gran lance luego de que el astro azulgrana se había quitado a Ramos y tiró a puerta.

El argentino, máximo goleador en la historia de los clásicos con 26 tantos, ligó su sexto duelo ante el Madrid sin celebrar una diana después de marcar por última ocasión el 6 de mayo de 2018.

En el complemento, Ramos acaparó el protagonismo al sumarse al ataque y recibir un jalón de Lenglet que el VAR pidió valorar al silbante, quien señaló la falta que convirtió con un disparo rasante abajo para tomar el control del encuentro.

Modric, quien entró de relevo a los 69, dio tranquilidad a la victoria cuando recibió una extensión del brasileño Rodrygo Goes y ante el marco abierto tras la salida del arquero Neto, definió con un remate de derecha.

El Madrid siguió sin ligar tres derrotas bajo el mando en las dos etapas del estratega francés Zinedine Zidane, quien nunca ha perdido en el Camp Nou como entrenador.