Ecuador golea 4-2 a Uruguay e ilusiona

Con un equipo joven, irreverente e inspirado, Ecuador goleó el martes 4-2 a Uruguay, que se estrelló como visitante en la segunda fecha de las eliminatorias mundialistas de Sudamérica y que sólo g...

Con un equipo joven, irreverente e inspirado, Ecuador goleó el martes 4-2 a Uruguay, que se estrelló como visitante en la segunda fecha de las eliminatorias mundialistas de Sudamérica y que sólo gracias a los goles de Luis Suárez evitó un bochorno mayor.

Ecuador impuso ritmo, velocidad y control de juego, para tomar la ventaja a los 15 minutos, con un tanto de cabeza Moisés Caicedo, asistido por íngel Mena, como producto de un toque corto después del cobro de un tiro de esquina.

Michel Estrada facturó un doblete, anotando primero poco antes del descanso y luego a los 52. Gonzalo Plata hizo el cuarto a los 75

Uruguay descontó mediante sendos penales de Suárez a los 84 y en los descuentos.

La victoria en el estadio Casa Blanca de Quito pone a soñar a la afición ecuatoriana que difícilmente lo esperaba, debido a que la selección se armó apenas la semana pasada con su nuevo técnico Gustavo Alfaro.

No fue hasta la antesala de enfrentar a Argentina en la primera fecha que pudo cumplir su primera práctica con jugadores recién llegados. Ecuador perdió 1-0 en Buenos Aires.

Mi idea de partido era poner cuatro jugadores que estén acostumbrados a jugar en la altura en una zona (media) donde se iba a definir el partido", destacó el argentino Alfaro, quien dirige a Ecuador desde hace poco más de un mes. "Entendíamos que si metíamos velocidad y teníamos posibilidad de poner una pelota a las espaldas de los volantes centrales uruguayos estaba la resolución del partido. Por suerte lo pudieron hacer.

Efectivamente, cada vez que Ecuador desbordó al contragolpe causó zozobra en una Uruguay que venía de ganar de local 2-1 ante Chile.

Hacia el final del primer tiempo, un mal rechace de Diego Godín terminó en el segundo de Ecuador, dejando el balón servido para el toque de Estrada.

Una acción de filigrana tras la reanudación aumentó la diferencia ecuatoriana cuando Enner Valencia tocó de taco para Estrada y el delantero del Toluca mexicano definió bajo y esquinado desde fuera del área

Una nueva jugada de varios toques cortos terminó en anotación de un tiro seco del recién ingresado Gonzalo Plata, del Sporting de Lisboa de Portugal

"Queremos escribir una nueva historia también, hoy se dio un paso importante queremos seguir con esa inercia, transmitiendo al país alegría así que esperemos que todos nos apoyen para lo que viene, dijo Mena.

Fue un partido para el olvido para Uruguay, con fallos defensivos groseros e inoperante en su mediocampo. También acusó los efectos de la altura.

"La altura tiene sus efectos, más allá de eso, la actitud el rendimiento del equipo colectivamente fue muy superior hoy, añadió.

Uno de los dos penales de Suárez fue señalado mediante el videoarbitraje, que tuvo protagonismo en el encuentro. Se recurrió también al VAR para invalidar un gol por equipo.

El atacante del Atlético de Madrid llegó a 24 goles en eliminatorias para quedar por delante del argentino Lionel Messi, autor de 22, en la tabla histórica.

Desde los primeros momentos, Ecuador logró controlar la posesión y el ritmo de juego, con lo cual filtró entre líneas y explotó la velocidad para superar a los extremos uruguayos, imponiendo constante presión en todas las líneas.

Uruguay se paró en la cancha con un esquema defensivo, esperando a los ecuatorianos hasta con nueve hombres en su terreno.

En el esquema de transición rápida, florecieron las microsociedades entre Mena y Enner Valencia y Caicedo con Romario Ibarra, que mantuvieron bajo incertidumbre a la defensa uruguaya.

Tras recibir el primer gol, Uruguay buscó recomponer sus líneas se acercó al arco ecuatoriano. Suárez arrastró marcas, con Federico Valverde y José Cáceres.

Más allá de breves pasajes que terminaban en tres cuartos de cancha los visitantes no lograban acomodarse en la cancha y tampoco crear riesgo permanente en el arco ecuatoriano.

Para el segundo tiempo, los uruguayos se presentaron decididos a recomponer el esquema, nunca bajó los brazos y buscaba hilvanar ataques, pero nuevamente la velocidad y la audacia de los ecuatorianos fueron llevándolos hacia su propia cancha sobre todo por el lado de Matías Viña y por momento del propio Diego Godín.

Uruguay se estancó en tres puntos, los mismos que contabiliza Ecuador, que sin embargo cuenta con una mejor diferencia de goles.

Hay un montón de cosas para mejorar, para corregir para tratar de perfeccionar porque tenemos que achicar el margen de error, trabajar más en determinados detalles, el tiempo es exiguo ... quiero recalcar la actitud la predisposición de los jugadores, la quiero marcar y subrayar absolutamente desde el más grande hasta el más chico, valoró Alfaro.