Ecuador golea 4-2 a Uruguay y hace soñar a la afición

Con un equipo joven, irreverente e inspirado, Ecuador goleó el martes 4-2 a Uruguay, que se estrelló como visitante en la segunda fecha de las eliminatorias mundialistas de Sudamérica.

Con un equipo joven, irreverente e inspirado, Ecuador goleó el martes 4-2 a Uruguay, que se estrelló como visitante en la segunda fecha de las eliminatorias mundialistas de Sudamérica.

La selección ecuatoriana impuso ritmo, velocidad y control de juego, para tomar la ventaja a los 14 minutos, con un tanto de íngel Mena, del club mexicano León, como producto de un toque corto después del cobro de un tiro de esquina. Hacia el final del primer tiempo, Moisés Caicedo, del Independiente del Valle, aprovechó un mal rechazo de Diego Godín para conseguir el segundo tanto.

A los 52 minutos un jugada de filigrana terminó en gol, cuando Enner Valencia tocó de taco para Michael Estrada, del Toluca mexicano, que de frente al arco la tocó bajo y esquinado desde fuera del área.

Una nueva jugada de varios toques cortos terminó en anotación de un tiro seco del recién ingresado Gonzalo Plata, del Sporting de Lisboa, de Portugal, a los 74 minutos.

Para Uruguay descontó de tiro penal en dos ocasiones por medio de Luis Suárez, a los 83 minutos, y a los 4 del descuento.

Uno de los dos penales fue señalado mediante el videoarbitraje, que tuvo protagonismo en el encuentro. Se recurrió también al VAR para invalidar un gol por equipo.

El atacante del Atlético de Madrid llegó a 24 goles en eliminatorias y es el máximo goleador del certamen en solitario, por delante del argentino Lionel Messi, quien tiene 22. Además, superó al brasileño Ronaldo como el máximo goleador sudamericano en competiciones oficiales (40 goles).

Desde los primeros momentos, Ecuador logró controlar la posesión y el ritmo de juego, con lo cual filtró entre líneas y explotó la velocidad para superar a los extremos uruguayos, imponiendo constante presión en todas las líneas.

Uruguay se paró en la cancha con un esquema defensivo, esperando a los ecuatorianos hasta con nueve hombres en su terreno.

En el esquema de transición rápida, florecieron las microsociedades entre Mena y Enner Valencia y Caicedo con Romario Ibarra, que mantuvieron bajo incertidumbre a la defensa uruguaya.

Tras recibir el primer gol en contra, Uruguay buscó recomponer sus líneas se acercó al arco ecuatoriano. Suárez arrastró marcas, con Federico Valverde y José Cáceres.

Más allá de breves pasajes que terminaban en tres cuartos de cancha los visitantes no lograban acomodarse en la cancha y tampoco crear riesgo permanente en el arco ecuatoriano.

Para el segundo tiempo, los uruguayos se presentaron decididos a recomponer el esquema, nunca bajó los brazos y buscaba hilvanar ataques, pero nuevamente la velocidad y la audacia de los ecuatorianos fueron llevándolos hacia su propia cancha sobre todo por el lado de Matías Viña y por momento del propio Diego Godín.

Este resultado, que pone a soñar a la afición ecuatoriana, para muchos es inesperado debido a que la selección se armó la semana pasada bajo la dirección del técnico Gustavo Alfaro, que horas antes de enfrentar a Argentina cumplió su primera práctica con jugadores recién llegados.