Rentería no seguirá como mánager de Medias Blancas

Los Medias Blancas de Chicago y el mánager Rick Rentería acordaron un divorcio tras el decepcionante final de una exitosa temporada, en la que el equipo se clasificó a los playoffs por primera vez ...

Los Medias Blancas de Chicago y el mánager Rick Rentería acordaron un divorcio tras el decepcionante final de una exitosa temporada, en la que el equipo se clasificó a los playoffs por primera vez en 12 años.

Chicago anunció el lunes que Rentería no seguirá al mando del club tras llevarles a una marca de 35-25 en una cuarta campaña abreviada por la pandemia de coronavirus. Pusieron fin a una racha de siete temporadas con saldo negativo y participar en los playoffs por primera vez desde 2008.

Los Medias Blancas lideraban la División Central de la Liga Americana por tres juegos, pero perdieron siete de sus últimos ocho juegos para compartir la segunda plaza con Cleveland, un juego detrás de Minnesota. Chicago sucumbió ante Oakland en tres juegos en la serie de wildcards.

Rentería fue criticado por algunas decisiones cuestionables en la recta final. Y ahora los Medias Blancas buscan un nuevo piloto.

El gerente general describió a Rentería como un hombre del béisbol fantástico y mejor persona, cuyas huellas estarán impregnadas en los Medias Blancas si llegan a ganar un campeonato.

Esto no es cómo queríamos que esto terminara", dijo Hahn. Queríamos que Ricky nos llevara a campeonatos.

Con el paso del tiempo, en conversaciones que fueron muy francas sobre el presente de la organización y nuestro horizonte, de lo que necesitamos hacer para ganar en octubre, el objetivo final, se hizo evidente que necesitábamos hacer un cambio.

Hahn dijo que el sucesor de Rentería saldrá fuera de los Medias Blancas. Avista a alguien con experiencia en un equipo campeón, aunque la trayectoria como piloto no es necesariamente un requisito.

Rentería fue nombrado como el mánager número 40 de la franquicia, al pasar de coach de banca para sustituir a Robin Ventura en octubre de 2016. Su marca al mando de los Medias Blancas fue de 236-309, puliendo a una camada de prospectos.

También dirigió a los vecinos Cachorros en 2014, recibiendo elogios por su trabajo con los jóvenes talentos. El equipo del norte de la ciudad quería que siguiera al frente, pero le despidieron una vez que Joe Maddon se desvinculó como mánager de Tampa Bay.

Maddon llevó a los Cachorros a los playoffs en cuatro de sus cinco temporada y condujo al equipo que en 2016 conquistó la primera corona de la Serie Mundial de la franquicia desde 1908.

No fue hasta año que Rentería dispuso de un equipo con cartel de aspirante. Con mayores expectativas, sus decisiones recibieron más atención.

Apeló al novato Matt Foster con las bases llenas en el cuarto inning del tercer juego contra Oakland, pero éste concedió boletos que permitieron las carreras del empate y de la ventaja decisiva.

Hahn aseguró que la decisión no tuvo nada que ver con el tercer juego de la serie de comodines.

¿Alguien que fijo no será candidato? Ozzie Guillén, quien dirigió al equipo que ganó la Serie Mundial de 2005.

Guardamos un tremendo respeto y admiración hacia Ozzie, dijo Hahn.

Guillén jugó con los Medias Blancas y fue el piloto entre 2004 y 2011, con marca de 678-617. Pero su vínculo con el entonces gerente general Ken Williams se agrietó.

Volvió al terruño como analista de estudio de NBC Sports Chicago y le gustaría volver a dirigir. Pero Hahn señaló que el dueño Jerry Reinsdorf le dijo a Guillén el lunes que no será tomado en cuenta al buscar un nuevo piloto.

El que asuma se encontrará con un equipo que asoma para grandes cosas. Nunca han tenido participaciones sucesivos en los playoffs, pero eso pondría cambiar.

Cuentan con un núcleo de jugadores jóvenes con contratos favorables, encabezado por el torpedero Tim Anderson, así como Eloy Jiménez, Luis Robert y Yoán Moncada. El veterano José Abreu emergió como candidato al Jugador Más Valioso tras remolcar 60 carreras. El as Lucas Giolito lanzó su primer juego sin hits.