Un dolor en el brazo no frena a Djokovic en Francia

Novak Djokovic supo lidiar con una molestia en el brazo izquierdo y perder el primer set para instalarse en las semifinales del Abierto de Francia por décima ocasión.

Novak Djokovic supo lidiar con una molestia en el brazo izquierdo y perder el primer set para instalarse en las semifinales del Abierto de Francia por décima ocasión.

El número uno del mundo estiró reiteradamente el brazo en los primeros compases del duelo la noche del miércoles, recibiendo masajes de un kinesiólogo. Paulatinamente puso orden y derrotó 4-6, 6-2, 6-3, 6-4 al español Pablo Carreño Busta (17mo cabeza de serie) para acercarse a una segundo campeonato en Roland Garros y el 18vo cetro de Grand Slam de su carrera.

Reeditaron el duelo del Abierto de Estados Unidos que disputaron el mes pasado, cuando Djokovic fue descalificado por accidentalmente propinarle un pelotazo en la garganta a una jueza de línea. Le pegó a la pelota con rabia tras perder un juego y quedar abajo 6-5 en el primer set. Ese partido acabó registrado como una derrota, la única mancha en el récord de 36-1 de Djokovic este año.

El astro serbio evidencia que ha dejado atrás ese episodio, encadenando 10 victorias desde entonces.

No había cedido un set en este Roland Garros hasta el miércoles, cuando los problemas físicas le complicaron al inicio. Djokovic se presentó con una venda en la parte posterior del cuelo, y de inmediato se notó que algo le afectaba en el brazo izquierdo

Es un derecho, pero el lado izquierdo es igual de importante. Lo emplea para un revés de dos manos y soltar la pelota al sacar. Sin saberse cuán aguda era la molestia, lo evidente es que fue una distracción.

Djokovic se las verá ahora con el griego Stefanos Tsitsipas (5to preclasificado) en una de las semifinales el viernes. Rafael Nadal, escolta de Djokovic en el ránking, se medirá con el argentino Diego Schwartzman (12do cabeza de serie) en la otra

Nadal busca su 13er título en París y el número 20 en las grandes citas, con el que empataría el récord de Roger Federer entre los hombres. Será la primera semifinal de Schwartzman en un grande.

En las semifinales del cuadro femenino el jueves, la argentina Nadia Podoroska (131 del ránking) jugará contra la polaca Iga Swiatek. Podoroska es la primera jugadora en la historia que sale de la fase clasificatoria y llega a esta instancia en Roland Garros. Sofia Kenin y Petra Kvitova animarán la otra semifinal.

Tsitsipas alcanzó su primera semifinal del Slam en arcilla al doblegar 7-5, 6-2, 6-3 al ruso Andrey Rublev (13er cabeza de serie). El griego tomó el control del partido tras ir perdiendo en el primer set, ganando cinco juegos seguidos y 11 de 13.

En el US Open, Tsitsipas desperdició media docena de bolas de partidos al perder en la tercera ronda. También enfrentó a Rublev en la final del torneo de Hamburgo, el 27 de septiembre, el primer día del Abierto de Francia, y no pudo capitalizar cuando dispuso de la oportunidad para sellar la victoria con su saque. Dos días después, en París, Tsitsipas perdió los primeros dos sets en su debut ante el español Jaume Munar.

Pero Tsitsipas no ha vuelto a ceder un set desde entonces.

Estoy a la caza de algo espectacular", dijo.

Kvitova, dos veces campeona de Wimbledon, disparó seis ases, elevando su total en el torneo a 24, para llegar a su primera semifinal en Roland Garros desde 2012 y primera en cualquier Grand Slam desde que alcanzó la final en Australia en 2019.

La checa sentenció una fácil victoria 6-3, 6-3 ante Laura Siegemund, una tenista alemana que disputó su primer partido de cuartos de final de Grand Slam. El primer set, especialmente, pasó volando en una ráfaga de servicios de zurda que Siegemund no pudo alcanzar o aprovechar y poderosos disparos para los que no encontró respuesta.

Para Kvitova, su regreso a semifinales tras ocho años marca otro paso en su recuperación de un acuchillamiento por un intruso en su casa en la República Checa en diciembre del 2016. Los cinco dedos de su mano izquierda fueron heridos y los médicos le dijeron que pudiera no poder jugar más tenis competitivamente.

Es otro milagro, dijo.

Mientras Podoroska y Swiatek son bisoñas en estas instancias, semifinal Kvitova-Kenin tendrá a campeonas. Kenin, la estadounidense que en febrero se consagró en el Abierto de Australia, ha tenido que jugar tres sets en cuatro de sus cinco partidos en París, incluyendo el triunfo 6-4, 4-6, 6-0 en cuartos el miércoles ante su compatriota Danielle Collins.

Me gusta ganar en tres sets", dijo Kenin, cuarta cabeza de serie, cuya otra única semifinal de Grand Slam fue en ruta a su cetro en Melbourne Park . Estoy realmente orgullosa de mí.