Conflicto en Bolivia a poco de enfrentar a Brasil

Tres jugadores abandonaron los entrenamientos de la selección de Bolivia, a pocos días de debutar contra Brasil en las eliminatorias de la Copa Mundial de Qatar 2022, en medio de una crisis en la di...

Tres jugadores abandonaron los entrenamientos de la selección de Bolivia, a pocos días de debutar contra Brasil en las eliminatorias de la Copa Mundial de Qatar 2022, en medio de una crisis en la dirigencia nacional y la paralización del torneo por causa de la pandemia.

Seis de los 14 clubes presionan para la reanudación del torneo Apertura, interrumpido desde marzo y por una disputa de la presidencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) tras la muerte de su titular César Salinas por COVID-19.

Los clubes que están amenazando con retirar a sus jugadores del seleccionado son Bolívar, Blooming, Guabirá, Royal Pari, Wilstermann y Oriente Petrolero.

En el caso de Oriente Petrolero, club de la ciudad de Santa Cruz, tres de sus jugadores acataron la orden y se retiraron de la concentración. Se trata del los mediocampistas Ronaldo Sánchez y Matheo Zoch y el delantero Freddy Roca (delantero).

Pero el delantero Carlos Saucedo, máximo anotador del torneo local, rechazó la instrucción de su club Royal Pari. He decidido continuar con la selección, pido disculpas a los dirigentes. Asumiré lo que venga, dijo la víspera en una rueda de prensa en la que todos los jugadores rechazaron la conminatoria de los clubes.

Queremos manifestar nuestro rechazo a la directiva de Oriente Petrolero, dijo el portero Carlos Lampe a nombre del equipo.

Bolivia visitará a Brasil el 9 de octubre y recibirá el 13 del mismo mes a la Argentina de Lionel Messi en La Paz en la primera fecha de la eliminatoria. Bolivia no se clasifica a un Mundial desde 1994.

Al mando del técnico venezolano César Farías, una treintena de jugadores, la mayoría de clubes locales, se han estado preparando desde mediados de agosto para los dos partidos.

Dos dirigentes se disputan la presidencia de la FBF. A eso se agrega que el Apertura sigue paralizado hace seis meses y sin fecha para el retorno que podría darse el 21 de octubre, dependiendo de la evolución de la pandemia, según dijo hace poco el dirigente Adrián Monge.

La incertidumbre ha molestado a los clubes y a la organización Futbolistas Agremiados de Bolivia (FABOL), que representa a 400 jugadores.