Garín alza vuelo en la arcilla de París

y ha recuperado las buenas sensaciones.

y ha recuperado las buenas sensaciones.

El martes, en su debut en Roland Garros, tuvo que exigirse al máximo para doblegar 6-4, 4-6, 6-1, 6-4 al veterano alemán Philipp Kohslchreiber.

He mejorado mucho en tierra batida, dijo el chileno de 24 años. Es una pena que no pude jugar los Masters 1000 (por las cuarentenas). Es muy importante ir sumando partidos, sobre todo este año en el que me costó mucho volver a competir.

Estar de nuevo en una segunda ronda de un Grand Slam me da mucha confianza, añadió.

Esa confianza se nutre de sus excelentes números en la superficie.

Llegó a París procedido por su avance a las semifinales en Hamburgo e inició la semana como el 19 del ránking, el segundo mejor latinoamericano por detrás del argentino Diego Schwartzman (14).

Aparte de los dos títulos en la gira sudamericana, Garín acumula la segunda mayor cantidad de victorias en arcilla este año con 14, dos menos que el noruego Casper Ruud.

Para domar a Kohslchreiber, Garín dispuso de 16 ocasiones de quiebre y capitalizó cinco. Levantó un 4-2 adverso, con su oponente al saque en el cuarto set. Cantó victoria al ganar los últimos cuatro juegos para instalarse por segunda vez en la segunda ronda de Roland Garros.

Encara una oportunidad inmejorable, luego de sus pobres presentaciones en Estados Unidos en agosto, cuando se reanudó el circuito. Atribuyó sus prematuras eliminaciones en el Abierto Western & Southern y el US Open por estar falto de ritmo.

Ahora avista encadenar victorias sucesivas en un Grand Slam por primera vez.

Tratará de romper la barrera de la segunda ronda, en la que se ha estrellado en sus cuatro intentos previos, al medirse con el australiano Marc Polmans, 122 en el ránking. Polmans avanzó tras derrotar al francés Ugo Humbert por 6-2, 6-2, 3-6, 6-3.

Sería lindo llegar lejos, pero hay que respetar a los rivales e ir paso a paso, afirmó Garín. Estoy volviendo al ritmo que tenía en febrero, cuando jugué un mes de muy buen nivel.

___

El redactor Eric Núñez contribuyó con este despacho desde Nueva York.