Derby de Kentucky se efectuará sin espectadores

El Derby de Kentucky se efectuará sin aficionados el mes entrante en Churchill Downs. El histórico hipódromo informó que la medida se debe a un aumento en los casos de COVID-19 en la zona de Louis...

El Derby de Kentucky se efectuará sin aficionados el mes entrante en Churchill Downs. El histórico hipódromo informó que la medida se debe a un aumento en los casos de COVID-19 en la zona de Louisville.

Será la segunda carrera de la Triple Corona de este año que se dispute sin espectadores después de la Belmont Stakes realizada en junio. El Derby y la carrera de potrancas Kentucky Oaks se pospusieron respecto de su fecha inicial, del 1 y 2 de mayo al 4 y 5 de septiembre debido al coronavirus.

Churchill Downs había anunciado hace poco que permitiría una asistencia limitada a 23.000 personas para el 146to Derby como parte de un plan sanitario y de seguridad de 62 páginas para esa importante carrera de caballos.

Confiábamos en ese plan, pero manteníamos la flexibilidad para aprovechar la mejor y más confiable información disponible, explicó el hipódromo en un comunicado. Debido al actual aumento considerable de casos de COVID-19 en Louisville, así como en toda la región, tuvimos que revisar de nuevo nuestra planeación.

Lamentamos profundamente la decepción que esto cause a nuestros leales fanáticos.

La pista devolverá las entradas de todas las carreras programadas en la semana del Derby.

Churchill Downs agregó que su decisión era en apoyo al gobernador de Kentucky, Andy Beshear, quien señaló que el coronavirus continúa propagándose en el estado. Beshear citó también el anuncio de la Casa Blanca, acerca de que Luisville y los alrededores del condado de Jefferson son zona de alto contagio.

Beshear afirmó que el condado registró 2.300 casos nuevos tan sólo esta semana y aplaudió que Churchill Downs diera seguimiento al virus y tomara la decisión correcta y responsable.

Churchill Downs no permitió la asistencia de espectadores a sus aplazadas carreras de primavera, incluido el Derby, inicialmente previsto para el primer sábado de mayo y que fue pospuesto por primera vez desde 1945.

Con la reprogramación, el Derby también cambió el orden de las carreras que conforman la Triple Corona. Estará en medio y le seguirá la carrera Preakness del 3 de octubre en Baltimore.

La pista había anunciado este verano que restringiría la admisión general al campo del Derby de 10,5 hectáreas (26 acres) antes de cancelar esa decisión y el espacio para los aficionados de pie debido a las normativas actualizadas.

Churchill Downs había basado su límite de aficionados en el 14% de la asistencia récord de 2015, de 170.513, con asientos reservados reducidos a una ocupación de 40%.

Ahora el Derby y Oaks arrancarán sin nadie debajo del característico par de torres con chapitel en el recinto.