Otra vez en duda, puesto de Díaz como cerrador de Mets

Luis Rojas, el manager de los Mets de Nueva York, quiere que Edwin Díaz vuelva pronto al montículo.

Luis Rojas, el manager de los Mets de Nueva York, quiere que Edwin Díaz vuelva pronto al montículo.

Pero el piloto dominicano no dijo si la próxima aparición de Díaz llegará en una situación en la que pueda acreditarse un salvamento.

El papel del puertorriqueño como cerrador de los Mets parece en duda por segunda temporada consecutiva, después de que el derecho entregó un par de boletos, propinó un pelotazo y aceptó una carrera, sacando sólo un out, durante el encuentro del jueves, una derrota por 4-2 ante Boston.

Fue un poco sorprendente la forma en que resultó esa salida, dijo Díaz antes del duelo del viernes en casa de los Bravos de Atlanta. Habían pasado cinco días desde la última vez que lancé, así que sentí que no tenía mis movimientos en orden. Traté de hacer mis pitcheos con demasiada potencia".

Díaz dijo haberle comentado a Rojas que le gustaría subir al montículo con mayor frecuencia, sin importar el momento en que lo haga.

Estoy abierto a lanzar cuando sea, aseveró. Eso no me importa. Es sólo una de esas cosas en las que me gustaría lanzar más frecuentemente, en vez de tener esos largos periodos inactivo.

Rojas comentó que había sostenido una conversación saludable con Díaz, acerca de la meta de seguirlo utilizando cuando haya oportunidad.

El potencial está ahí, obviamente, dijo Rojas, quien sin embargo se mostró preocupado por la falta de control mostrada por el boricua ante los Medias Rojas.

No hablamos de un papel específico en adelante, pero sí de mirar más allá para emplearlo lo más pronto posible, dijo Rojas.

Otras opciones para los Mets en el noveno inning incluirían a Seth Lugo, Jeurys Familia y Dellin Betances.

Díaz tiene un salvamento en dos oportunidades durante esta campaña, luego de perder el puesto de taponero en 2019, cuando su efectividad fue de 5.59. Logró 57 rescates y un promedio de carreras limpias admitidas de 1.93 con Seattle en 2018.