Liga colombiana de fútbol destituye a su presidente

se permite informar a la opinión pública que el presidente Jorge Enrique Vélez García ejerció su cargo hasta el día de hoy 24 de julio, como máximo administrador de la institución futbolera", ...

se permite informar a la opinión pública que el presidente Jorge Enrique Vélez García ejerció su cargo hasta el día de hoy 24 de julio, como máximo administrador de la institución futbolera", indicó la liga en un comunicado. "Las partes, de mutuo acuerdo, decidieron finalizar la relación contractual.

La decisión sigue a varias semanas en que se había percibido un aumento de la tensión entre Vélez y dirigentes de distintos clubes. La medida se oficializó en la asamblea extraordinaria y virtual de los 20 equipos de primera división y 16 de segunda.

No se reveló el resultado de la votación. Sin embargo, para una decisión de esta índole requería del apoyo de tres cuartas partes de los clubes, es decir 27.

El abogado de 56 años asumió la presidencia de la entidad en julio de 2018. Será reemplazado en forma transitoria por Daniel Cardona, quien fungía como secretario de Dimayor.

Un sucesor permanente de Vélez será designado el 7 de agosto. A finales de ese mes o comienzos de septiembre, la Dimayor prevé reanudar el campeonato de la primera división, suspendido a mediados de marzo por la pandemia.

La crisis de salud y sus efectos sobre la economía del fútbol colombiano habrían incidido en la salida de Vélez.

Distintos medios nacionales han publicado versiones de que los clubes estaban inconformes por la falta de intervención de Vélez en el conflicto laboral con los futbolistas, a raíz de la interrupción de la campaña. Habría surgido descontento también luego de que Vélez contactó a la empresa canadiense Athletics and Health Solutions Inc. para realizar las pruebas de coronavirus que permitieran la reanudación.

El comité de Mercadeo de la Dimayor no aceptó a esa firma.

En medio de un presunto distanciamiento con el gobierno, el ministro del Deporte Ernesto Lucena no discutió con Vélez el protocolo sanitario ni el proceso para la eventual reactivación de los torneos. Lucena optó por conversar directamente con la Federación Colombiana de fútbol.

Y en junio, se venció el plazo de 100 días que le otorgaron los equipos a Vélez para que hiciera efectivo el pago de una deuda que un canal internacional de TV tendría con los clubes por derechos de transmisión de sus partidos.

Se desconoce el monto exacto del adeudo.

Actualmente los jugadores se someten a pruebas de COVID-19 y distintos clubes han reanudado prácticas individuales. Pero el gobierno condicionó la reanudación a la forma en que evolucione la pandemia en el país.

Hasta el sábado, el Ministerio de Salud había confirmado 240.795 infecciones y 8.269 fallecimientos por la enfermedad.

La salida de Vélez se suma además a la crisis en la que se debate la federación luego que el ministerio del Deporte pidió el miércoles a la Comisión Disciplinaria de la Federación Colombiana de fútbol investigue a los directivos de la entidad multados por la supuesta reventa de boletos de partidos de las eliminatorias del Mundial de Rusia y el Comité Ejecutivo de la entidad respondió que la solicitó hace dos semanas.