Pennsylvania no permite a Azulejos jugar en Pittsburgh

se ha disparado en las últimas dos semanas.

se ha disparado en las últimas dos semanas.

Las autoridades sanitarias atribuyeron el incremento a que los bares y restaurantes han hecho caso omiso de las parámetros de distanciamiento social que se han establecido, así como de residentes que han regresado de zonas del país que son focos de graves brotes. Para controlar la expansión del virus, las autoridades aprobaron una serie de órdenes, cerrando bares y restaurantes, restringiendo comer en el interior y recomendar que todo el que regrese de ciertos estados mantenga una cuarentena de 14 días en casa.

El presidente de los Piratas Travis Williams había confirmado previamente que se negociaba para recibir a los Azulejos y se expresó a dispuesto a abrirles la puertas si era seguro. El mánager de los Azulejos Charlie Montoyo se entusiasmó con la idea de jugar en el PNC Park y su contraparte de los Piratas Derek Shelton dijo que no tendría problema si los Azulejos se mudasen a la ciudad.

El gerente general de los Azulejos Ross Atkins dijo esta semana que su equipo barajaba cinco planes de contingencia sobre la localía y que negociaba con otros equipos. Declinó identificarlos.

Toronto pone en marcha la temporada en Tampa Bay el viernes y debe jugar su primer partido de local el 29 de julio contra el campeón vigente Washington.

El equipo había considerado jugar sus partidos en casa en sus instalaciones de pretemporada en Dunedin, Florida, pero ese es uno de los estados más afectados por el virus.

Los otros 29 clubes de las Grandes Ligas tienen planeado jugar la temporada reducida a 60 encuentros por la pandemia en sus estadios y sin espectadores.

___

Graves reportó desde Pittsburgh.