Regreso gris de Woods; Finau lidera el Memorial

Tiger Woods regresó a la Gira de la PGA para disputar su primer torneo en cinco meses el jueves, y pudo observar el Muirfield Village como nunca antes.

Tiger Woods regresó a la Gira de la PGA para disputar su primer torneo en cinco meses el jueves, y pudo observar el Muirfield Village como nunca antes.

Prácticamente vacío.

El astro inició con un putt de 10 pies para birdie, que fue recibido con silencio. Terminó con otro birdie, gracias a un certero golpe de 15 pies, para quedar con 71 impactos, uno bajo par.

Se ubicó así cinco tiros detrás de Tony Finau, el líder del Memorial tras la primera ronda. Al terminar, Woods caminó al lado del green y se detuvo junto a Rory McIlroy.

Ambos charlaron brevemente antes de despedirse mediante un gesto con el codo sin tocarse.

Es un mundo diferente, repite Woods, cuyo regreso, aunque gris, fue razonable.

Tuve un inicio casi ideal y tuve una buena percepción al inicio de la ronda, dijo Woods. Simplemente no hice nada hoy. Tuve algunas oportunidades con los birdies, pero realmente no logré mucho.

Eso se lo dejó a Finau, quien pareció hacer de todo. El golfista del estado de Utah terminó con siete birdies en los últimos 10 hoyos del campo Muirfield Village, el cual lució más rápido y difícil que la semana pasada en el Workday Charity Open.

Finau tiene un golpe de ventaja sobre Ryan Palmer.

Es la primera vez en 63 años que la Gira de la PGA realiza torneos en el mismo campo en semanas consecutivas.

La ausencia de espectadores fue algo nuevo y todavía más notorio en un certamen en que Woods jugaba al lado de McIlroy (70) y Brooks Koepka (72). Aún así, contaron con el grupo más numeroso de espectadores.

Alrededor de 36 personas se reunieron en el hoyo 16. La mayoría eran empleados de televisión, radio, fotógrafos y algunos voluntarios.

No hubo nadie que alentara después de que Woods inició con un birdie y rápidamente se colocó en dos bajo par con un golpe que describió un giro y regresó hacia el hoyo 3. Y tampoco hubo queja alguna cuando estropeó una tarjeta limpia en los últimos nueve hoyos con un tiro en la trampa de arena que pasó sobre el green y cayó en el césped áspero.

Definitivamente no tuve ningún inconveniente con la energía o por no contar con la reacción de los aficionados ahí fuera, dijo Woods. Sentí igualmente el mismo entusiasmo, nerviosismo al inicio y eso fue bueno. Fue un buen sentimiento, no lo había sentido en mucho tiempo.

El campeón del Abierto de Estados Unidos Gary Woodland y Brendan Steele firmaron tarjetas de 68, mientras que Jon Rahm terminó con 69. McIlroy tuvo dos excelentes tiros de juego corto en los últimos nueve hoyos que terminaron en un par y un birdie. Terminó en el grupo de los 70 que incluyó a Jordan Spieth y a Patrick Cantlay, campeón defensor.

El mexicano Abraham Ancer concluyó su recorrido en 72 golpes, igualado con el par de campo.