Análisis: El City se impone a investigación fallida de UEFA

para promover al equipo propiedad de Abu Dabi.

para promover al equipo propiedad de Abu Dabi.

La rama judicial de la UEFA encontró que los ingresos de patrocinios estaban inflados por compañías vinculadas al dueño. La nueva investigación se inició después de que el diario alemán Der Spiegel obtuvo acceso a correspondencia interna del club de manera que irritó al City. Pero el comunicado de prensa que difundió el TAS el lunes proclamó: El Manchester City FC no encubrió el fondo de capitales como contribuciones de patrocinios.

Justo el encabezado que quería el City, sin tomar en cuenta la segunda parte del anuncio del TAS, donde señala que el club no quedó exonerado por completo: Aunque no cooperó con las autoridades de la UEFA.

Se trata de una leve obstrucción de la justicia que se tradujo en una multa de 10 millones de euros (11 millones de dólares), aunque significa una reducción respecto a los 30 millones de euros de la sanción original de la UEFA. Sigue siendo la multa más grande para un club inglés desde que el City fue multado con 30 millones de euros durante el caso original de gastos desmedidos de 2014.

Las dudas de si el City evitó ser suspendido de la Liga de Campeones gracias a un tecnicismo persistirán. Los árbitros del TAS concluyeron que algunas de las acusaciones no se consolidaron o prescribieron.

Únicamente la publicación de los motivos escritos del TAS ayudará a explicar cómo se llegó al veredicto y quizá el motivo por el que la UEFA inició el caso cuando sus propias reglas establecen un límite de cinco años para procesar cualquier violación.

Luego de sonoras derrotas, incluyendo una sobre las finanzas del Paris Saint-Germain, la capacidad de la UEFA para procesar casos ahora está bajo el microscopio.

La UEFA se limitó a decir que toma apunte del fallo y que mantiene su respaldo a los principios del fair play financiero. La normativa entró en vigor hace una década por iniciativa del entonces presidente Michel Platini durante una crisis financiera global para prevenir que los clubes sufriesen enormes pérdidas económicas y no declararse en quiebra.

Creo que hay mucha consternación de parte de los otros clubes", dijo William Gaillard, quien fue asesor de Platini en la UEFA. Cuando te encuentras con un dueño que está en el fútbol debido a que quiere tener una ganancia legítima y se enfrenta a un rival con una de las mayores fortunas del mundo y dinero infinito es realmente desalentador. Si fuera un inversionista legítimo, me saldría del fútbol. Ya no se puede competir.