Otro penal a favor del Real Madrid y otro paso al título

Karim Benzema convirtió un nuevo penal sancionado a favor del Real Madrid, que dio otro paso firme rumbo a la coronación en La Liga española, al imponerse el viernes 2-0 sobre el Alavés.

Karim Benzema convirtió un nuevo penal sancionado a favor del Real Madrid, que dio otro paso firme rumbo a la coronación en La Liga española, al imponerse el viernes 2-0 sobre el Alavés.

El delantero francés transformó en gol la falta sobre su compatriota Ferland Mendy. Anotó con un efectivo disparo rasante a los 11 minutos y dio la asistencia para que Marco Asensio ampliara, en una acción validada por el videoarbitraje (VAR) a los 50, cuando se había señalado una posición adelantada.

El conjunto merengue extendió su marcha perfecta a ocho jornadas después de la reanudación de la liga, luego de tres meses de suspensión por la pandemia del coronavirus. Cuenta con 80 puntos, cuatro más que el campeón defensor Barcelona, cuando restan tres fechas.

Estamos contentos con la racha, vamos a seguir trabajando y nuestro objetivo está a tres finales. Vamos a darlo todo para ganar La Liga, dijo el defensa francés Raphael Varane. "El ruido de fuera por el VAR nos da igual, nosotros estamos para controlar los esfuerzos dentro del campo.

El Real Madrid aspira a su primer título de liga desde 2017 y al 34to en la historia de la entidad. Para el estratega Zinedine Zidane sería el 11ro en su palmarés y su segundo del certamen doméstico.

Mendy se enfiló al área y cayó después de un contacto de Ximo Navarro para que el árbitro Jesús Gil Manzano marcara el tercer penal en cotejos consecutivos que se ha otorgado a favor de los merengues y el cuarto desde que se reanudó el campeonato a mediados de junio.

Benzema celebró su 18vo tanto del curso para quedar a cuatro del astro azulgrana Lionel Messi, quien manda en la tabla de goleadores en la lucha por el trofeo Pichichi.

El francés ejecutó la falta desde el manchón dado que el capitán Sergio Ramos, quien había mandado a las redes las tres ejecuciones anteriores marcadas tras la reanudación de la liga, estuvo suspendido por acumulación de tarjetas.

Para el Real Madrid fue la décima pena máxima que se pita a su favor, siendo superado únicamente por el Villarreal, que ha tenido 11 penales en el certamen.

Asensio dio tranquilidad a la victoria después de que Benzema le cedió un pase al centro del área, para que apenas empujara a las redes. La acción había sido invalidada por supuesto fuera de juego del francés, pero el VAR le enmendó la plana al juez de línea.

Los merengues también han lucido a la defensiva. Hilvanaron su quinto duelo sin encajar gol, luciendo como los mejores con apenas 21 tantos en contra.

El Alavés comprometió su permanencia en la primera división al quedarse con 35 puntos en la 17ma posición. Acumula tres puntos más que el Mallorca, que ocupa un peldaño de descenso.

Sufrió su séptima derrota en ocho compromisos desde que se retomó la actividad.

El exmadridista Joselu Sanmartín fue el primero en provocar peligro con un testarazo que dio en el larguero. En el rechace, Lucas Pérez intentó un nuevo cabezazo que fue sacado en la línea por Varane a los siete minutos.

El arquero belga Thibaut Courtois fue otra vez un muro para los merengues en un par de llegadas muy peligrosas, en las que rechazó francos disparos del escocés Oliver Burke, a los 25, y Luis Rioja, a los 60, en acciones de peligro del conjunto vasco.

Para el complemento, Gil Manzano fue sustituido por el cuarto árbitro Héctor Rodríguez, después de que en la recta final del primer tiempo sufrió un golpe en el pie que le impidió continuar.

Con las dianas del partido, el conjunto blanco llegó a 501 con Zidane en el banquillo.

GRANADA VENCE A LA REAL SOCIEDAD

El portugués Domingos Duarte marcó en la recta final el tanto con que el Granada venció 3-2 a la Real Sociedad, que sufrió su quinto descalabro después de la reanudación de la liga.

Duarte marcó a los 88, Antonio Puertas a los 21 y Roberto Soldado a los 43 por los visitantes, que escalaron al noveno sitio con 50 unidades.

Mikel Merino (47) y Mikel Oyarzabal (83) convirtieron por el conjunto de San Sebastián, que se aleja de la zona de clasificaciones europeas al estancarse con 51 puntos en la séptima posición.