Comienzan apelaciones de exjerarcas de FIFA contra castigos

corren el riesgo de ser arrestados en Suiza desde diciembre de 2015, cuando sus acusaciones fueron reveladas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

corren el riesgo de ser arrestados en Suiza desde diciembre de 2015, cuando sus acusaciones fueron reveladas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Del Nero huyó de Zúrich en mayo de 2015, tras una serie de detenciones realizadas en la madrugada en hoteles lujosos de la ciudad. La redada capturó a una serie de jerarcas de la FIFA quienes asistían a las reuniones del organismo, que incluían la elección de su presidente.

Tras esos arrestos se reveló la amplitud de las investigaciones emprendidas por autoridades estadounidenses y suizas sobre presuntos sobornos y corruptelas por decenas de millones de dólares, en relación con acuerdos de marketing y con la compra de votos para elegir sedes del Mundial y de otras competiciones internacionales.

El caso en Estados Unidos evolucionó al paso de los años a partir de las pesquisas que apuntaron originalmente contra Chuck Blazer. El estadounidense fue miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA durante alrededor de una década, y luego se convirtió en testigo protegido.

La suspensión vitalicia de Blazer, impuesta por la FIFA el 9 de julio de 2015, fue la primera de unas 30 dictadas hasta ahora, con base en evidencias del Departamento de Justicia. Blazer estaba ya gravemente enfermo en aquella época, y falleció en 2017.

El año pasado, la FIFA encontró a Alvarado culpable, con base den evidencias estadounidenses, de obtener al menos 230.000 dólares en sobornos vinculados con convenios comerciales de las eliminatorias mundialistas y de la Copa de Oro de la Concacaf, de 2009 a 2011. Simultáneamente, testificó en el juicio de otros dirigentes del fútbol ante el panel de ética de la FIFA.

En su propia audiencia frente a ese panel, Alvarado se dijo víctima de un doble enjuiciamiento, dado que la CONCACAF lo había suspendido ya en el nivel regional.

Los primeros fallos de los jueces del TAS surgirían a finales de este año y continuarían hasta bien entrado 2021.