El City, campeón destronado, le hace pasillo al Liverpool

Los jugadores del flamante campeón Liverpool, recibieron honores por parte del Manchester City, el monarca destronado, cuyos integrantes les formaron pasillo el jueves, antes de que ambos equipos se ...

Los jugadores del flamante campeón Liverpool, recibieron honores por parte del Manchester City, el monarca destronado, cuyos integrantes les formaron pasillo el jueves, antes de que ambos equipos se enfrentaran en la Liga Premier inglesa.

El gesto se realizó exactamente una semana después de que Liverpool cortó una sequía de 30 años sin coronarse en la liga, gracias a que el propio City, ubicado en el segundo puesto, cayó en su visita al Chelsea.

Liverpool entró en la cancha del Etihad Stadium encabezado por el capitán Jordan Henderson. Las gradas estaban vacías, debido a la pandemia de coronavirus, que interrumpió la campaña durante prácticamente un trimestre.

Liverpool tiene previsto recibir el trofeo de la Liga Premier durante su último encuentro de la temporada, a finales de este mes ante el Chelsea.

Los Reds llegaron al cotejo ante el City con una delantera de 23 puntos respecto de los dirigidos por el español Pep Guardiola.

También el jueves, el VAR le negó el gol del empate a Tottenham y el club de Londres acabó derrotado 3-1 en su visita a Sheffield United, otro golpe a sus pretensiones de clasificarse a las copas europeas.

Harry Kane creyó que había igualado el marcador de inmediato, tras el tanto de Sander Berge a los 30 minutos, pero el videoarbitraje dictaminó que Lucas Moura había tocado el balón con la mano en una acción previa.

El delantero brasileño si acaso rozó la pelota tras recibir una falta y caer al piso.

Antes yo discutía con el cuarto árbitro, pero el hombre que está en la cancha no es sino el asistente, dijo el técnico del Tottenham, José Mourinho, en referencia a que es el VAR el que toma las decisiones. Hoy el hombre y la señorita con las banderas fueron los asistentes del asistente. Ahí comienza todo. Pienso que el árbitro debe ser el hombre que está en la cancha, y que la gente en la oficina sólo debe apoyar y asistir.

Los descuidos defensivos de Tottenham permitieron a los anfitriones ampliar la ventaja en la segunda parte mediante goles de Lys Mousset y Oli McBurnie.

Kane finalmente anotó para el equipo de Mourinho, pero fue demasiado tarde.

Tenemos que ser más fuertes en lo mental para lidiar con lo que ocurrió durante el partido, concluyó el estratega portugués.

El triunfo permitió a Sheffield United desplazar a Tottenham y situarse en la séptima con seis partidos por disputar.

Después de alcanzar la final de la Liga de Campeones la pasada temporada, en la que perdió ante Liverpool, los Spurs ven cada vez menos probable repetir en la máxima competición europea.

Tottenham retrocedió al noveno lugar, siete puntos detrás del quinto Manchester United.