Ligas tranfronterizas de fútbol, una propuesta tras pandemia

En momentos en que casi todos los clubes del mundo pierden ingresos por la pandemia, el secretario general del sindicato internacional de futbolistas aseveró el miércoles que revivirá la idea de cr...

En momentos en que casi todos los clubes del mundo pierden ingresos por la pandemia, el secretario general del sindicato internacional de futbolistas aseveró el miércoles que revivirá la idea de crear ligas multinacionales.

Muchos clubes corren el riesgo de declararse en bancarrota ante la obligación de disputar encuentros en estadios vacíos. En el largo plazo, se toparían con dificultades para conservar o encontrar patrocinadores.

Jonas Baer-Hoffmann, secretario general de FIFPro, dijo que sería adecuado contemplar de nuevo las ligas transfronterizas en un debate amplio sobre la economía del fútbol.

Quizá no sea sostenible operar tantos clubes, dijo Baer-Hoffmann durante una conferencia telefónica de prensa.

En tanto no esté disponible una vacuna contra el COVID-19, los clubes difícilmente podrán realizar partidos con público en los estadios. Quedarán privados así de un ingreso que es clave en países donde los contratos internacionales de transmisión televisiva no son tan jugosos.

Ello genera un lastre sobre el modelo de negocios de estas ligas, dijo el dirigente gremial.

El tema de las ligas multinacionales se ha discutido lagamente en Europa como una posible solución para países de rango intermedio en el mundo del fútbol, que cuentan con algunos clubes destacados pero no compiten comercialmente con las potencias.

Las ligas de Holanda y Bélgica, que debieron dar por concluidas sus campañas ante la crisis de salud, se consideran los más probables socios transfronterizos.

Sin embargo, no se ha presentado una propuesta formal al respecto ante la UEFA.

En 2016, el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, dijo que apoyaba el hecho de que las ligas nacionales sigan siendo independientes.

Hay una necesidad de una conversación general sobre la economía de esta industria, dijo Baer-Hoffmann el mércoles.

El dirigente previó un año aciago para los jugadores y sus fuentes de empleo.

Un ejecutivo de un club en Croacia sugirió la semana pasada que entre 100 y 200 clubes podrían declararse en quiebra este año si sus necesidades no reciben atención.

Baer-Hoffmann destacó que en Escocia, el 43% de los ingresos del fútbol se basa en la asistencia de los aficionados a los partidos.

FIFPro tiene 65 sindicatos nacionales de jugadores afiliados en todo el mundo,

En siete ”Botsuana, Egipto, Colombia, Honduras, Panamá, Paraguay y Uruguay”, los sindicatos han ayudado a distribuir paquetes de alimentos a jugadores en momentos en que el deporte permanece paralizado, dijo Baer-Hoffmann.

Están varados en términos de ingresos, indicó el dirigente, quien añadió que buena parte de los futbolistas enfrentan las mismas presiones financieras que el resto de la sociedad.