Fiscal suizo afronta juicio político por caso FIFA

El fiscal general de Suiza fue conminado el miércoles a comparecer ante una comisión parlamentaria que analiza la posibilidad de abrirle un juicio político por supuestos malos manejos durante las i...

El fiscal general de Suiza fue conminado el miércoles a comparecer ante una comisión parlamentaria que analiza la posibilidad de abrirle un juicio político por supuestos malos manejos durante las investigaciones de corrupción en el fútbol y una reunión secreta con el presidente de la FIFA Gianni Infantino.

Michael Lauber tendrá que presentarse ante la comisión de asuntos judiciales el próximo miércoles, dijo el presidente de la comisión Andrea Caroni en una rueda de prensa en Berna, la capital suiza.

La comisión decidirá si somete a juicio a Lauber en el Parlamento tras la indagatoria.

En marzo, Lauber fue hallado culpable de mentirle a un panel de supervisión de los fiscales federales, obstruyendo su trabajo.

Esa investigación fue propiciada por los informes que salieron a la luz el año pasado, acerca de que Lauber se reunió en secreto con Infantino en un hotel de Berna en junio de 2017. Lauber no tomó notas en la reunión y ambos individuos aseguraron no acordarse de los detalles de lo que hablaron.

Fue su tercer encuentro, y permaneció en secreto incluso en noviembre de 2018, cuando Lauber convocó a una conferencia de prensa para reconocer las dos reuniones previas, reveladas por Football Leaks, la serie que publicó documentos confidenciales de la industria del fútbol.

Lauber y Infantino se reunieron en dos ocasiones poco después de la elección presidencial de la FIFA en febrero de 2016. Los encuentros se pactaron en cierta medida gracias a la gestión de un fiscal regional en Suiza que ha sido amigo de Infantino desde la niñez.

El fallo disciplinario en marzo ordenó descontar 8% del salario anual de casi 300.000 francos suizos (308.000 dólares) de Lauber. Apeló el veredicto tras argumentar que el panel supervisor estaba parcializado y cometió errores de procedimiento.

Mientras que Lauber era investigado por el panel el año pasado, fue apartado de las investigaciones de la FIFA por el Tribunal Federal de Suiza y reelegido para otros cuatro años por la legislatura. Esos propios legisladores deberán votar si se procede con un juicio político.

El despacho de Lauber ha abierto 25 expedientes penales desde 2015 dentro de las investigaciones de corrupción en el fútbol. No se han conseguido fallos de culpabilidad, ni admisiones de delitos en la justicia suiza.