Jugador surcoreano de Tottenham cumple servicio militar

El delantero del Tottenham Hotspur, Son Heung-min concluyó el viernes su entrenamiento militar de tres semanas en Corea del Sur, donde estuvo cerca de terminar como el mejor de su clase.

El delantero del Tottenham Hotspur, Son Heung-min concluyó el viernes su entrenamiento militar de tres semanas en Corea del Sur, donde estuvo cerca de terminar como el mejor de su clase.

Son, de 27 años, ingresó el 20 de abril en el campo de entrenamiento del Cuerpo de la Infantería de Marina en la isla sureña de Jejú para participar en un periodo de adiestramiento básico aprovechando la suspensión de la Liga Premier en Gran Bretaña por la pandemia del coronavirus.

Debido a las restricciones del distanciamiento social aún vigentes en Corea del Sur, la ceremonia de graduación de Son se efectuó sin público el viernes en la mañana. Pero eso no impidió a docenas de aficionados esperar afuera del lugar.

Según la prensa surcoreana, Son recibió una distinción que se entrega a los cinco reclutas más destacados entre un grupo de 157 participantes y logró marca perfecta en tiro.

El jugador reunía los requisitos para que lo exentaran del servicio militar por haber ganado la medalla de oro con la selección surcoreana en el torneo de fútbol de los Juegos Asiáticos en 2018. Sin ese beneficio, Son habría tenido que cumplir 21 meses de servicio militar.

Después de su adiestramiento básico, Son tiene pendientes obligaciones de servicio comunitario que debe concluir en 2023 para completar todos sus deberes militares.

Son tiene previsto regresar este mes a Londres. La Liga Premier pretende reanudar actividades en junio pero las sesiones de práctica en grupo no han comenzado aún.

La Liga-K de Corea del Sur tenía programado comenzar el viernes con el partido entre el campeón defensor Jeonbuk Motors y Suwon Bluewings en la ciudad soroccidental de Jeonju.

Al menos en las primeras semanas de la competición no estará permitida la asistencia de aficionados a los estadios, muchos de los cuales tienen cupo para 40.000 personas y fueron construidos para la Copa del Mundo de 2002, realizada de manera conjunta con Japón.