Ravens renuevan línea ofensiva y buscan proteger a Jackson

En busca de mantener protegido y saludable al quarterback Lamar Jackson, la prioridad de los Ravens de Baltimore fue fortificar la línea ofensiva tras el retiro de Marshal Yanda, el guard elegido och...

En busca de mantener protegido y saludable al quarterback Lamar Jackson, la prioridad de los Ravens de Baltimore fue fortificar la línea ofensiva tras el retiro de Marshal Yanda, el guard elegido ocho veces al Pro Bowl.

Es difícil que alguien llegue a la posición de guard derecho con la habilidad, experiencia y liderazgo que Yanda demostró en sus 13ra y última campaña en la NFL. Pero los Ravens esperan pocos inconvenientes para cuidar a Jackson y mantener el ataque terreste que el año pasado impuso un récord, con 3.296 yardas en una campaña.

La preocupación al frente va más allá de perder a Yanda, incluido en el Equipo de la Década 2010-19 y dos veces All Pro. Matt Skura terminó la temporada en las reservas por lesión y fue reemplazado por el novato Patrick Mekari. Esa es una de las grandes razones por las que el gerente general de Baltimore Eric DeCosta eligió en el draft a dos versátiles integrantes de la línea ofensiva: la selección de tercera ronda Tyre Phillips de Mississippi State y la cuarta ronda Ben Bredeson de Michigan.

Cuando los Ravens finalmente vuelvan al campo, el entrenador John Harbaugh buscará a jugadores que puedan servir al lado del guard izquierdo Bradley Bozeman y los tackles Ronnie Stanley y Orlando Brown.

Phillips y Bredeson tendrán oportunidad de probarse inmediatamente pero tendrán que superar a Skyra, Mekari y al jugador de segundo año Ben Powers.

Bredeson, de 1,95 de estatura y 142 kilogramos de peso, fue titular en 46 partidos con los Wolverines como guard izquierdo. Jugo en las cinco posiciones de la línea durante entrenamientos y no tiene ningún problema de cambiar a la derecha o al medio.

Me siento cómodo realmente en cualquiera de esas tres posiciones interiores. Obviamente el centro incluido, dijo.

Phillips fungió como tackle con Mississipi State pero se siente confiado que puede cambiar a guard y llegó con una actitud que podría darle relevancia inmediata.

Mi estilo de juego es duro, agresivo y rudo, simplemente duro, simplemente el estilo sureño, el estilo de fútbol americano de Mississippi, dijo.

La clave para el éxito ofensivo de los Ravens recae en Jackson, quien lanzó 36 pases de anotación y estableció la marca de yardas por tierra de un quarterback en la NFL el año pasado con 1.206. Nada es más importante para la ofensiva que asegurarse que Jackson, el Jugador Más Valioso de la NFL en 2019, se mantenga saludable y productivo.

Es un jugador extraordinario y estoy emocionado por empezar a trabajar con él, comentó Bredeson. Será algo diferente para mí ”tener a un compañero tan hábil y atlético como él.