Ponen en cuarentena a equipo de la segunda división alemana

El Erzgebirge Aue, club de la segunda división del fútbol alemán, puso a todo su plantel en aislamiento en casa el martes después de que uno de sus integrantes dio positivo por coronavirus.

El Erzgebirge Aue, club de la segunda división del fútbol alemán, puso a todo su plantel en aislamiento en casa el martes después de que uno de sus integrantes dio positivo por coronavirus.

Fue el primer caso confirmado como parte de la segunda ronda de pruebas en la Bundesliga, el día previo a una reunión del gobierno sobre relajar las medidas de confinamiento para permitir que el fútbol vuelva en estadios vacíos.

Aue no dio el nombre del integrante del personal involucrado o dio indicios de cómo pudo contraer el coronavirus. El equipo no reportó ningún caso positivo en la primera ronda de pruebas la semana pasada.

Todos los jugadores, entrenadores y personal de vestuario permanecerán en casa antes de que realicen más pruebas el jueves, pese a que el plan para reiniciar la temporada no requiere de una cuarentena inmediata.

Diez personas de los 36 equipos de las máximas divisiones de Alemania dieron positivo la semana pasada. Se incluyen a dos jugadores del Colonia y un integrante del personal del equipo. El equipo no puso en aislamiento a los jugadores, tampoco lo hizo el Stuttgart de la segunda división que reportó un "caso inconcluso".

Los otros casos no han sido atribuidos a ningún club en específico. La liga alemana de fútbol, que supervisa las dos primeras divisiones, le pidió a los equipos no revelar los casos.

La semana pasada la canciller Angela Merkel y 16 gobiernos estatales pospusieron la decisión de permitir a la Bundesliga volver a jugar sin aficionados. Alertó que aún había peligro de que incrementaran las infecciones de COVID-19 si se levantaban las restricciones de confinamiento demasiado pronto.

El miércoles está prevista una reunión de Merkel con los gobernadores para discutir la posibilidad de reanudar el fútbol en Alemania. El plan de la liga ha generado críticas de la población debido al uso de las pruebas de coronavirus en personas que están aparentemente saludables y la preocupación de que los aficionados se reúnan cerca de los estadios.

Hubo más rechazo el lunes después de que Salomon Kalou, delantero del Hertha Berlín, publicó un video en vivo en el que saludaba a sus compañeros con contacto físico y saliendo cuando a un compañero le realizaban la prueba de coronavirus. Kalou fue suspendido por el equipo.

El ministro de Salud Jen Spahn dijo el martes sobre el incidente que el plan de la liga alemana era correcto a pesar de las violaciones al distanciamiento social que mostró Kalou en su video.

El concepto básico tiene sentido y también puede ser un ejemplo para otras categorías de deporte profesional. Pero tienen que vivirlo también, dijo Spahn a la estación de radio Deutschlandfunk.

El influyente gobernador estatal de Bavaria, Markus Sí¶der fue más crítico aún.

La liga tiene excelentes conceptos y luego hay jugadores individuales, de los que pueden leer, que se están comportando muy, muy mal, dijo. Encuentro bien también que los equipos profesionales han tenido una dura posición en su contra, pues eso esa va en contra de todo del concepto.

Los equipos en las primeras dos divisiones están comprometidos en completar la temporada a finales de junio.

El primer paso para reanudar la campaña es que los equipos vuelvan a entrenar con todo sus jugadores, en lugar de las sesiones en grupos pequeños que han realizado en las semanas recientes.

El Leipzig, que es contendiente al título, obtuvo el permiso de entrenar después de que el estadio de Sajonia actualizó las reglas sobre el coronavirus el lunes. El gerente del Wolfsburgo Jí¶rg Schmadtke le dijo al sitio alemán Sportbuzzer que su club reanudaría los entrenamientos con el equipo completo tras una conversación con el alcalde.