Brighton y West Ham plantean dudas sobre canchas neutrales

El Brighton se convirtió en el primer club de la Liga Premier inglesa en manifestar públicamente su oposición a los planes que buscan reanudar la temporada en canchas neutrales durante la pandemia ...

El Brighton se convirtió en el primer club de la Liga Premier inglesa en manifestar públicamente su oposición a los planes que buscan reanudar la temporada en canchas neutrales durante la pandemia de coronavirus.

En momentos en que el número de muertos por el padecimiento COVID-19 rebasó los 28.000 en Gran Bretaña, el director ejecutivo del Brigthon, Paul Barber, reconoció que reanudar los deportes requerirá que todas las partes involucradas cedan algo.

Sin embargo, el dirigente añadió el sábado que la integridad de la liga quedaría dañada si los clubes no pueden jugar en sus respectivos estadios

Karren Brady, vicepresidenta del West Ham, dijo por su lado que nadie quiere estadios neutrales. Sin embargo, no se mostró directamente en contra del llamado Proyecto Reanudación de la Premier, en momentos en que las autoridades no han aprobado siquiera las sedes en que podrían disputarse los partidos.

El proyecto contemplaría el uso de sólo la mitad de los 20 estadios de la liga como la alternativa más viable para completar la temporada, suspendida hace casi dos meses.

La policía respalda la idea de que los clubes no jueguen en casa, incluso si lo hacen sin público, pues persistiría el riesgo de que numerosos hinchas se reunieran en las inmediaciones de los estadios.

Los aficionados tendrían prohibido asistir a eventos deportivos en Gran Bretaña durante varios meses, a fin de evitar que se propague de manera descontrolada el padecimiento COVID-19.

La Liga Premier, que realizó el viernes una conferencia telefónica con todos los clubes, confía en que los entrenamientos puedan reanudarse en cuestión de semanas. Pero difícilmente se disputaría un partido al menos en el próximo mes.

Está claro que todos debemos estar preparados para aceptar algunas concesiones, dijo Barber. Y apreciamos plenamente por qué jugar a puerta cerrada sería un sacrificio necesario para disputar nuestros encuentros restantes, apoyando simultáneamente los esfuerzos del gobierno por contener la propagación del coronavirus.

Pero en este momento crítico de la temporada, jugar partidos en sedes neutrales tiene, desde nuestro punto de vista, el potencial de causar un efecto significativo sobre la integridad de la competencia.

Brady abordó también el tema en su columna para la edición sabatina del diario The Sun.

El único denominador común para todos los clubes es que cualquier concesión tiene que ser justa y preservar la integridad del deporte, recalcó. Hay mucho camino por recorrer desde el lugar en que estamos ahora para jugar de nuevo. Hay muchos obstáculos que superar y, sin duda, muchos aspectos en los que ceder.

Liverpool tiene una ventaja de 25 puntos en la cima, cuando restan nueve fechas. Brighton y West Ham ocupan respectivamente el 15to y 16to puesto.