Bielorrusia pospone fútbol femenino; liga masculina continúa

El comienzo de la nueva temporada de fútbol de mujeres en Bielorrusia fue pospuesto ante los temores de que las jugadoras se expongan al nuevo coronavirus, pese a que no hay indicios de que la liga m...

El comienzo de la nueva temporada de fútbol de mujeres en Bielorrusia fue pospuesto ante los temores de que las jugadoras se expongan al nuevo coronavirus, pese a que no hay indicios de que la liga masculina vaya a frenar sus actividades.

La liga femenina debía comenzar este jueves su temporada de 2020. Sin embargo, la federación bielorrusa de fútbol informó el miércoles que la campaña está suspendida hasta nuevo aviso.

De acuerdo con la federación, varias futbolistas tuvieron contacto con posibles portadores del coronavirus.

Bielorrusia es el único país de Europa donde prosiguen los partidos de fútbol masculino profesional con aficionados en el graderío. El presidente Alexander Lukashenko se ha opuesto a cualquier medida estricta de distanciamiento social.

El mes pasado, el mandatario jugó incluso un partido de hockey sobre hielo frente a numerosos espectadores.

No existe base alguna para cerrar el campeonato, dijo Sergei Kovalchuk, ministro de deportes y turismo, entrevistado el miércoles por el canal 5 de la televisión bielorrusa. Kovalchuk se pronunció antes del anuncio de que se pospondría la liga femenina.

El número de espectadores en los encuentros de fútbol masculino en Bielorrusia se ha desplomado en las semanas recientes. Pocos aficionados se han atrevido a concurrir en la tribuna.

Un boicot ha sido organizado por grupos de seguidores de muchos de los 16 clubes de la primera división.

Actualmente, el número de aficionados se ha reducido en más de 70 por ciento, reconoció Kovalchuk. Nadie obliga a nadie a ir al estadio. Pueden ir o no.

La liga bielorrusa ha atraído a aficionados de otros países, donde el fútbol está paralizado. Firmó acuerdos con televisoras extranjeras deseosas de transmitir algún encuentro deportivo en directo.

Bielorrusia había registrado hasta el miércoles 3.728 casos del nuevo coronavirus, con 36 muertes.