Caldas desiste de suspender contratos a 11 futbolistas

Asediado por las críticas, el club colombiano Once Caldas dio marcha atrás con su decisión de suspender los contratos de 11 de sus jugadores en medio de las dificultades económicas debido a la pan...

Asediado por las críticas, el club colombiano Once Caldas dio marcha atrás con su decisión de suspender los contratos de 11 de sus jugadores en medio de las dificultades económicas debido a la pandemia de coronavirus que tiene paralizado al fútbol profesional del país.

El presidente del club de Manizales, Tulio Mario Castrillón, aceptó negociar con los integrantes del plantel, entre ellos los suspendidos, y se alcanzó un acuerdo. No se precisó lo pactado.

Se llegó a un acuerdo con la totalidad de los jugadores del club, con el fin de aportar entre todos en la búsqueda de soluciones a la difícil situación por la que atraviesa el equipo, dijo el club la noche del lunes en un comunicado. Con dicho acuerdo, se levanta la suspensión temporal de contratos anunciada la semana anterior.

El delantero Roberto Ovelar y el arquero Jhony Galli, ambos paraguayos, y el mediocampista uruguayo Gerardo Ortiz figuraban entre los suspendidos. El atacante venezolano Marcelino Carreazo no estaba dentro del grupo de los afectados.

Luego de la suspensión de los contratos la semana pasada, la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) se quejó ante el Ministerio de Trabajo al considerar que Castrillón habría quebrantado la normativa laboral.

Jaguares de Montería fue el primer equipo de la máxima división de Colombia en suspender contratos, tomando la medida el 20 de marzo contra 13 de sus jugadores.

Una media docena de clubes optaron por reducir los salarios más altos de sus plantillas y mantener los bajos. Tal fue el caso de Independiente Medellín, Deportivo Cali, Millonarios, Santa Fe, Atlético Junior y Atlético Nacional. Deportivo Pereira adelantó las vacaciones.