Ron Rivera espera ir cambiando cultura en Redskins

Ron Rivera dice que cometió muchos errores durante su primer año como entrenador en la NFL. Espera no repetirlos.

Ron Rivera dice que cometió muchos errores durante su primer año como entrenador en la NFL. Espera no repetirlos.

La verdad es que Rivera hizo suficientes cosas buenas en 2011, al comienzo de su gestión en Carolina. Y tratará de repetirlas ahora con Washington.

El nuevo entrenador de los Redskins realizó algunos grandes movimientos en el mercado de agentes libres. Pero hasta ahora, se ha concentrado más en adiciones o bajas graduales para transformar la cultura dentro de la organización y construir con miras al futuro.

Añadimos piezas que simplemente sentíamos que faltaban en el rompecabezas: Los chicos que van a llegar y que tengan hambre, van a competir, recalcó Rivera. Nos sentimos bien sobre los jóvenes y sobre algunos de los veteranos. Sentimos que es una buena combinación por ahora.

El entrenador de raíces mexicanas y puertorriqueñas se reencontró con el linebacker Thomas Davis, quien le ayudaría a dar en el vestuario un ejemplo de cómo jugar y comportarse. Además, los Redskins contrataron al safety Sean Davis, al cornerback Ronald Darby, al corredor J.D. McKissic y al tight end Logan Thomas, quienes tendrían algo que demostrar.

Todos suscribieron convenios por un año o dos.

Muchos vienen y dicen: ˜Deme una oportunidad de competir, probarme y ya veremos. Creo que eso es grandioso, manifestó Rivera. Me encanta el hecho de que ellos apuesten en sí mismos y vengan a demostrar que pertenecen a este equipo y que se merecen un contrato más extenso. Eso es lo que tratamos de hacer, encontrar quién se adapta aquí. Y muchos de estos chicos están listos para el reto.

Asimismo, Rivera dio de baja al safety Montae Nicholson, tras dos años llenos de problemas extradeportivos. Envió a Seattle, mediante un canje, al disgustado cornerback Quinton Dunbar, y podría hacer pronto una transacción similar con el tackle izquierdo Trent Williams.

El estratega de 58 años, quien guio a los Panthers a los playoffs en su tercera temporada y al Super Bowl en la quinta, sabe que Washington no será un aspirante a títulos de la noche a la mañana. Los primeros pasos incluyen la colocación de cimientos sólidos, después de que los Redskins han tenido foja negativa en tres campañas seguidas.

Lo que necesitamos es que todos lleguen y entiendan cuál es la visión. Tienen que convencerse de ésta, dijo Rivera. Una vez que lo hayan hecho, eso nos dará una oportunidad de ser exitosos.