Dirigentes de Trinidad apelan tras ser removidos por FIFA

Dirigentes del fútbol en Trinidad y Tobago apelaron la decisión de la FIFA de removerles de sus cargos cuando ni siquiera habían transcurrido cuatro meses después de ganar una elección contra un ...

Dirigentes del fútbol en Trinidad y Tobago apelaron la decisión de la FIFA de removerles de sus cargos cuando ni siquiera habían transcurrido cuatro meses después de ganar una elección contra un candidato que respaldó a la entidad rectora.

El presidente de la federación del país caribeño, William Wallace, dijo el miércoles que presentarán el caso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo y argumentarán que la FIFA no tiene jurisdicción para tomar la decisión.

Sólo me pueden sacar en base a lo que está establecido en la propia constitución (de la federación), no la FIFA, dijo Wallace en un mensaje de video.

La FIFA confirmó que recibió algunos detalles sobre la apelación. Los casos ante el TAS suelen tomar varios meses en tramitarse.

La más reciente crisis del fútbol trinitario se da en una semana en la que el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló más detalles sobre los supuestos sobornos aceptados por su histórico líder Jack Warner

Warner fue vetado de por vida por la FIFA en 2015, luego de ser imputado en Estados Unidos por delitos de corrupción, incluyendo aceptar sobornos por su voto en los procesos para elegir la sede de la Copa Mundial. Warner mantiene una lucha legal para evitar ser extraditado a Estados Unidos.

Un panel de la FIFA, encabezado por su presidente Gianni Infantino, removió a Wallace y otros altos cargos el 17 de marzo al señalar métodos muy irregulares en el manejo de las finanzas, más una masiva deuda.

Wallace, en el cargo desde noviembre tras superar en una votación a David John-Williams, quien cumplió un mandato de cuatro años.

A mí se me eligió con una plataforma de transparencia y probidad financiera, dijo Wallace el miércoles.

John-Williams fue uno de los primeros dirigentes en el Caribe que salió a respaldar la primera campaña de Infantino por la presidencia de la FIFA en febrero de 2016.

Días antes que Wallace saliera victorioso en las elecciones, Infantino visitó Trinidad y se reunió con John-Williams para inaugurar la nueva sede de la federación, un proyecto que contó con el financiamiento de la FIFA.

La FIFA afirmó el mes pasado que la federación trinitaria afrontaba un auténtico riesgo de quedar insolvente.