FIFA reconoce ˜deber™ de ayudar en pandemia

La FIFA reconoció el martes que tiene un deber de usar sus vastas reservas financieras para salir al auxilio de una industria del fútbol arrasada por la pandemia de coronavirus que no permite jugar ...

La FIFA reconoció el martes que tiene un deber de usar sus vastas reservas financieras para salir al auxilio de una industria del fútbol arrasada por la pandemia de coronavirus que no permite jugar partidos y súbitamente ha golpeado la economía del deporte más grande en el mundo.

El COVID-19 ha impactado incluso a los clubes más ricos. Los jugadores del Barcelona y la Juventus han aceptado recortes de sus salarios.

También ha golpeado a los países más pequeños.

_La asociación uruguaya puso en licencia laboral a todos sus cuerpos técnicos, incluyendo al seleccionador absoluto Oscar Tabárez.

_La federación ecuatoriana decidió ajustar la compensación de los cuerpos técnicos, elaborar un nuevo presupuesto frente a la nueva realidad y modificar los formatos y calendario de sus competiciones.

_Y en Eslovaquia, el campeón Zilina se declaró en bancarrota.

Al haber amasado reservas que recientemente se supo alcanzaban los 2.745 millones de dólares, la FIFA cuenta con los recursos para asistir financieramente al deporte en diversos aspectos.

Ahora, la entidad rectora del fútbol mundial busca demostrar la importancia de acumular tantas reservas. Brindó más detalles sobre la necesidad planteada hace dos semanas por el presidente de la FIFA Gianni Infantino y sus vicepresidentes de dar un fondo de apoyo al deporte.

La FIFA se encuentra en situación financiera fuerte y es nuestro deber hacer lo máximo posible para ayudarles en su momento de necesidad, dijo la entidad en una declaración enviada a The Associated Press el martes.

Jonas Baer-Hoffmann, quien representa a los 65.000 jugadores agremiados en el sindicato FIFPro, dijo que los esfuerzos de la FIFA deben enfocarse en los grupos más vulnerables de los mercados más pequeños del fútbol.

Hay diferentes grados de urgencia... Necesitamos salvaguardar a las partes más débiles de esta pirámide, enfatizó Baer-Hoffman. Veremos a muchos individuos cuyas vidas dependen de estos clubes más pequeños... Una vez que estos clubes se vayan, no los recuperaremos.

Incluso en la elite del fútbol, recortes inimaginables hace un mes se están implementando.

El Tottenham, que llegó a la final más reciente de la Liga de Campeones, anunció el martes que 550 empleados, ajenos al plantel deportivo, verán reducido en 20% su salario durante los próximos dos meses o recibirán vacaciones sin paga, bajo un programa gubernamental para salvaguardar empleos.

En este marco, la FIFA afirmó que busca ayudar.

La FIFA trabaja en alternativas para brindar asistencias a la comunidad del fútbol mundial tras hacer un análisis a fondo del impacto financiero que esta pandemia tendrá en el fútbol, añadió.

Una de las opciones a explorar es un mecanismo para ofrecer una inyección monetaria a la industria del fútbol con las seis confederaciones regionales y las asociaciones miembros para asegurar que se tendrá un anuncio en el futuro cercano.

La comunidad del fútbol en todo el mundo sufre, con una gravedad alta o menor, serios problemas financieros por el brote de coronavirus, dijo la FIFA. Esto amenaza con alterar y afectar las operaciones de las asociaciones miembro y otras organizaciones de fútbol como las ligas y clubes para desarrollar, financiar y organizar actividades de fútbol en todos los niveles del deporte, incluyendo el profesional, el aficionado, los juveniles y las bases.

Se anticipa que en muchas partes del mundo un número considerable de personas involucradas en el fútbol, incluyendo a futbolistas de ambos sexos se vean en una muy difícil situación económica, agregó.

La FIFA cuenta con el denominado programa Forward para redistribuir su riqueza a las asociaciones miembro. En el ciclo 2015-18, la inversión en el programa alcanzó los 1.079 millones de dólares, con 832 millones asignados a las asociaciones miembros y confederaciones, según los últimos informes financieros que fueron publicados.