Presidente de la Liga MX da positivo a coronavirus

El presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, anunció el viernes que dio positivo por coronavirus y se mantendrá en cuarentena por órdenes de autoridades de la secretaría de salud.

El presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, anunció el viernes que dio positivo por coronavirus y se mantendrá en cuarentena por órdenes de autoridades de la secretaría de salud.

Bonilla es el segundo dirigente del fútbol mexicano que confirma haber contraído el padecimiento COVID-19, y el más prominente hasta ahora.

El martes, el presidente del Atlético de San Luis Alberto Marrero, de nacionalidad española, anunció que también dio positivo. Recientemente declaró que está evolucionado bien de la enfermedad.

Les aseguro que actuaré con toda responsabilidad ante lo que vivimos y estoy cierto que, como un equipo, el país podrá salir adelante, dijo Bonilla en un comunicado, en el que informa que no presenta síntomas graves

Bonilla trabajó como director deportivo de la Federación Mexicana antes que se creara la Liga MX como una entidad separada. Fue elegido como su presidente.

Aunque se ausentará por tiempo indefinido, el dirigente dijo que se mantendrá al tanto de todo lo que ocurre, incluidos los pasos para resolver la reanudación del torneo Clausura, que quedó interrumpido el fin de semana pasado.

Bonilla sostuvo reuniones virtuales con otros dirigentes a media semana para hablar del tema de una posible reanudación, además de la idea de eliminar el descenso en los próximos torneos.

En la mayoría de los casos, el nuevo coronavirus sólo provoca síntomas moderados, como fiebre y tos. En algunas personas, en particular ancianos e individuos con problemas de salud de antemano existentes, puede desembocar en un cuadro más grave, incluyendo neumonía.

La gran mayoría de las personas se recupera del nuevo virus. Según la Organización Mundial de la Salud, las personas con síntomas leves se reponen en alrededor de dos semanas, mientras que quienes presentan un cuadro más grave podrían tardar de tres a seis semanas en alcanzar un pleno restablecimiento.