River no juega en Argentina por brote de coronavirus

River Plate tomó una medida unilateral y no se presentó a jugar como local su partido contra Atlético Tucumán el sábado por la Copa de la Superliga del fútbol argentina como medida de prevenció...

River Plate tomó una medida unilateral y no se presentó a jugar como local su partido contra Atlético Tucumán el sábado por la Copa de la Superliga del fútbol argentina como medida de prevención contra la pandemia del COVID-19.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y la Superliga acordaron esta semana que la primera fecha de la segunda edición del torneo se disputara tal como estaba previsto, aunque sin la asistencia de público.

Pero River, con el certamen empezado y su rival ya en Buenos Aires, emitió el viernes en la noche un comunicado adelantando que no se presentaría a jugar por considerar que la competencia implica severos riesgos para la salud del plantel profesional y todos los involucrados en un partido oficial.

Además, la institución indicó que siguiendo las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud (¦) el club permanecerá cerrado en su totalidad a partir del 14 de marzo, por tiempo indeterminado.

Por la tarde, un par de horas antes del inicio pautado del partido, el personal de utilería del club tucumano llegó al Monumental, que estuvo cerrado desde la mañana.

Estamos preparados para jugar, pero River dice que no podemos entrar, declaró a las puertas del estadio el vicepresidente del Decano, Enrique Salvatierra.

Poco después arribó al Monumental el árbitro designado Germán Delfino y la escribana Marisa Galarza, quien labró un acta para dejar constancia de que ni la terna arbitral ni Atlético Tucumán tenían permitido el ingreso al estadio. Luego Delfino afirmó que dada la situación no sería necesario que el plantel visitante fuera desde su hotel a la cancha.

River, que la semana pasada perdió en la última fecha el título de la Superliga a manos de su clásico rival Boca Juniors, ya había licenciado a sus jugadores desde la medianoche del viernes.

Previamente, la Superliga confirmó que, de no presentarse a jugar, el equipo de Marcelo Gallardo se expondría sanciones, que en principio consistirán en la pérdida de los puntos del partido en cuestión, más la quita de otros tres puntos al cierre del certamen. La decisión será tomada por el Tribunal de Disciplina de la Superliga.

En la mañana del viernes, el colombiano Thomas Gutiérrez, juvenil de la reserva de River, fue aislado preventivamente debido a un cuadro de fiebre. Su representante, Marcelo Ferreyra, confirmó luego que tras los estudios médicos se le diagnosticó una faringitis.

La dirigencia del Millonario se encuentra distanciada de las autoridades de la AFA y la Superliga, por lo que la prensa conjeturaba que la decisión de River podría tener eventuales móviles políticos.

Boca sí cumplió con su debut y goleó a domicilio 4-1 a Godoy Cruz.

Por su parte, está previsto que el Comité Ejecutivo de la AFA, en su reunión del martes, evalúe la continuidad o no del certamen local por la amenaza del coronavirus.

Los dos restantes partidos programados para este sábado “correspondientes a la Zona 1- se disputaron con normalidad, a puertas cerradas.

Por la noche, Boca, flamante campeón de la Superliga, apabulló 4-1 en Mendoza a Godoy Cruz, colista de dicho certamen. El entrenador Miguel Russo presentó un equipo con varios suplentes, pero fue claramente superior al anfitrión.

Los goles del Xeneize fueron obra de Julio Buffarini, Eduardo Salvio, Carlos Izquierdoz y el colombiano Jorman Campuzano. Para el Bodeguero marcó Tomás Badaloni.

Además, Independiente venció 1-0 en casa a Vélez Sarsfield, con un gol de penal de Silvio Romero.