Equipo de Wuhan deja España para evadir brote

El equipo chino que quedó originalmente varado en España debido al brote de coronavirus regresa ahora a su país para tratar de evadir su rápida diseminación en Europa.

El equipo chino que quedó originalmente varado en España debido al brote de coronavirus regresa ahora a su país para tratar de evadir su rápida diseminación en Europa.

El Wuhan Zall iba a regresar a China el sábado, casi mes y medio después de llegar a España para entrenamientos de pretemporada. El equipo no había podido salir de España debido a las restricciones en China, pero aceleró su partida debido al empeoramiento de la situación en España.

Su plan inicial era salir de España a mediados de febrero, pero había extendido su estadía en el sur del país hasta al menos el final de marzo. Ese plan cambió esta semana debido al elevado número de casos en España y en Europa en general.

Las cosas están bien ahora allí (en China), dijo José González, el técnico español del equipo, en declaraciones a The Associated Press el sábado. La liga china muy probablemente comienza a inicios de mayo. Vamos a tener que entrar en cuarentena cuando arribemos, así que mientras más pronto nos vayamos, mejor.

El equipo viajará inicialmente a la ciudad de Shenzhen, donde se espera que finalice sus entrenamientos de pretemporada para la Superliga china, la primera división del fútbol en el país. La temporada iba a comenzar el 22 de febrero, pero fue suspendida debido al virus.

La ciudad de Wuhan fue el epicentro del brote, que se extendió rápidamente a otros países e infectó a más de 145.000 en todo el mundo, con 5.400 muertos.

España se aprestaba a declarar el estado de emergencia por 15 días para implementar restricciones más severas al movimiento de personas y reducir los contactos para frenar el crecimiento de las infecciones. Las autoridades de salud en España dijeron que más de 5.700 personas estaban infectadas y que el número de casos pudiera llegar a 10.000 en los próximos días.

El número de casos ha disminuido en China, donde más de 65.000 personas se recuperaron del virus. El país ha estado aflojando sus severas medidas de aislamiento en la región más azotada, que incluye a Wuhan.