Cancelan finalmente GP de Australia por coronavirus

Los organizadores de la Fórmula Uno cancelaron la primera fecha de la temporada, el Gran Premio de Australia, horas antes del inicio de la sesión inicial de prácticas, debido a la preocupación por...

Los organizadores de la Fórmula Uno cancelaron la primera fecha de la temporada, el Gran Premio de Australia, horas antes del inicio de la sesión inicial de prácticas, debido a la preocupación por la pandemia de coronavirus.

La FIA, el organismo que rige al deporte motor, publicó un comunicado junto con la F1 y los organizadores del Gran Premio de Australia, confirmando la cancelación de la carrera el viernes en la mañana, hora local. La medida llegó finalmente después de horas de especulaciones ante la decisión de la escudería McLaren de darse de baja de la competencia después de que uno de sus integrantes dio positivo por el COVID-19.

De acuerdo con la FIA, tras una reunión con los nueve equipos restantes y con los organizadores, se concluyó, con el apoyo de la mayoría de las escuderías, que la carrera no debía realizarse.

Todos los involucrados tomaron en consideración los grandes esfuerzos de la AGPC, Motorsport Australia, los trabajadores y voluntarios para la primera fecha. Sin embargo, concluyeron que la seguridad de los integrantes de la familia de la Fórmula Uno y la comunidad, así como la equidad del deporte son prioridad, dice el comunicado.

Dos sesiones de prácticas estaban programadas para el viernes, mientras que la clasificación debía realizarse el sábado para el GP del domingo. Ningún aficionado tuvo acceso al circuito Albert Park el viernes en la mañana.

El seis veces campeón Lewis Hamilton había cuestionado previamente la sensatez de competir este fin de semana.

Estoy muy, muy sorprendido de que estemos aquí, es escandaloso que estemos sentados en esta habitación, dijo el piloto británico en la primera conferencia de prensa oficial el jueves previo al Gran Premio del domingo. Parece que el resto del mundo está reaccionando tarde, y aún así la Fórmula 1 continúa.

La escudería Mercedes-AMG Petronas de Hamilton informó que había enviado una carta a la FIA y a la F1, para solicitar la cancelación, y que había comenzado los preparativos para marcharse de Australia incluso antes de que se anunciara públicamente la cancelación.

Después de reportes contradictorios, la BBC reportó que la carrera fue pospuesta, citando dos fuentes no identificadas antes de que el presidente de la organizadora AGPC (Australian Grand Prix Corporation) Paul Little le dijera al canal 9 que el evento seguiría como estaba previsto.

El premier de Victoria Daniel Andrews dijo que, si la competencia se realizaba sería sin aficionados.

Había largas filas de personas esperando para entrar al Albert Park el viernes, pero las puertas permanecieron cerradas y ninguno de los eventos programados se llevó a cabo.

Más de 300.000 personas acuden regularmente al Gran Premio de Australia en el circuito del Albert Park a lo largo de cuatro días. Este año se esperaba que no fuera distinto a pesar de la cancelación de eventos masivos.

Ante la pregunta de por qué creía que los organizadores seguían con la carrera, Hamilton dijo que el dinero manda.

McLaren informó en un comunicado el jueves por la noche que el integrante de su equipo fue sometido a pruebas después de un periodo de aislamiento autoimpuesto, y ahora iniciaba una cuarentena.

La decisión fue tomada con base en una obligación de cuidados no sólo para los empleados y socios de McLaren para la F1, sino también para los competidores del equipo, los aficionados de la Fórmula Uno y el resto de los accionistas de la F1, indicó McLaren en un comunicado conjunto del jefe ejecutivo Zak Brown y el director de la escudería Andreas Seidl.

Miembros de la escudería estadounidense Haas también habían estado bajo aislamiento, pero ese estatus terminó luego de someterse a pruebas, y los organizadores del GP de Australia explicaron que las autoridades de salud habían confirmado sólo un caso positivo entre las ocho pruebas vinculadas a la F1 que se han realizado hasta el momento.

Se han registrado más de 126.300 casos y 4.600 muertes a nivel mundial desde que surgió el brote del virus en China al final del 2019.

Para la mayoría de las personas, el nuevo coronavirus sólo causa síntomas de leves a moderados, como fiebre y tos. En algunas, especialmente los ancianos y personas con previos problemas de salud, puede ocasionarles enfermedades más severas, incluyendo neumonía.

La gran mayoría de los infectados del nuevo coronavirus se recuperan. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), pacientes en unas primeras etapas de la enfermedad logran sanar en aproximadamente dos semanas, mientras que a los enfermos más graves les podría tomar de tres a seis semanas hacerlo.

Ya se suspendió el GP de China, donde surgió el virus. Era la tercera carrera de la temporada.

Por ahora no se ha hecho nada con la segunda, el GP de Bahréin, aunque mucha gente pide que se postergue el inicio de la temporada.