Scherzer, listo para enfrentar a los Astros el sábado

El duelo de pretemporada entre los Nacionales y los Astros tenía ya bastantes ingredientes atractivos.

El duelo de pretemporada entre los Nacionales y los Astros tenía ya bastantes ingredientes atractivos.

Es la revancha de la última serie mundial, entre el campeón Washington y Houston, el equipo envuelto en un escándalo por el robo de señales.

Y para sumar interés a la ecuación, ahora resulta que Max Scherzer estará en el montículo.

El miércoles, después de su primera participación como pitcher en la práctica de bateo de los entrenamientos de primavera, Scherzer dijo que está en el camino correcto e hizo suficientes lanzamientos para poder salir en un par de días cuando inicien los juegos.

Cuando al mánager de Washington Dave Martínez le dijeron que el tres veces ganador del Cy Young les dijo a los reporteros que abriría ante Houston, bromeó: Claro. Está haciendo mi trabajo.

Scherzer simuló que lanzaba dos entradas, cada una con 20 pitcheos y tomando un descanso después de enfrentar a Adam Eaton, Trea Turner y Starlin Castro en una primera ronda.

Puedo sentir el hombro un poco cansado, dijo Scherzer. Justo donde lo quieres.

Entonces Max, ¿es bueno sentirse un poco cansado?

En los entrenamientos de primavera tienes que cansarte un poco, eso es bueno. Ahí es cuando sabes que estás empujando los límites de cómo mejoras, dijo.

Entendiendo el proceso de los entrenamientos de primavera a través de los años, sé exactamente dónde necesito estar, comentó Scherzer, quien está empezando su 13ra temporada en las mayores. Estoy exactamente donde necesito estar.

La clave, explicó, es que cualquier dolor esté en su hombro y no en otro lado.

Estoy adolorido en los lugares correctos. Hemos bromeado con eso durante año _los distintos lugares. Puedes estar adolorido y es bueno, dijo. Pero cuando te duele un lugar donde usualmente no te duele, entonces se puede poner peligroso.

Scherzer estuvo en la lista de lesionados dos veces por un problema en la espalda alta en 2019, con menos de 30 juegos como abridor en un año por primera vez desde su campaña inicial en las Grandes Ligas. Después lo dejaron fuera del quinto de la Serie Mundial por un problema en el cuello, antes de volver al montículo en el triunfo de Washington ante Houston en el séptimo encuentro.