Federación EEUU: Selección masculina soporta más hostilidad

La Federación de Fútbol de Estados Unidos argumenta que la selección masculina suele jugar ante aficiones más hostiles en México y Centroamérica, por lo que enfrenta una exigencia distinta a la ...

La Federación de Fútbol de Estados Unidos argumenta que la selección masculina suele jugar ante aficiones más hostiles en México y Centroamérica, por lo que enfrenta una exigencia distinta a la del equipo nacional femenino.

En respuesta, una portavoz de las futbolistas consideró que semejantes declaraciones parecen propias de un cavernícola en la Era Paleolítica.

La USSF (las siglas en inglés de la federación) esgrimió el argumento al presentar el martes documentos ante un tribunal federal en Los íngeles, donde la demanda que las integrantes de la selección femenina interpusieron por discriminación de género irá a juicio a partir del 5 de mayo. Las seleccionadas de Estados Unidos exigen más de 66 millones de dólares en daños bajo la Ley de Igualdad de Salario y la Ley de Derechos Civiles de 1964.

La selección masculina suele disputar partidos (en particular importantes duelos de las eliminatorias mundialistas) en México, Centroamérica y el Caribe. La selección femenina no lo hace, dijo la USSF. La hostilidad que la selección masculina se encuentra como visitante, especialmente en México y Centroamérica, no se compara con nada que la selección femenina enfrente cuando trata de clasificarse a un torneo importante. Inclusive la hostilidad de ciertos grupos de hinchas en partidos amistosos en casa no se compara con lo que la selección femenina enfrenta. Todo esto es evidencia de trabajos sustancialmente diferentes bajo la Ley de Igualdad de Salario.

Ambas partes quieren un juicio sumario, pidiéndole al juez de distrito R. Gary Klausner que falle a su favor sin un proceso.

Las mujeres y hombres cuentan con contratos colectivos diferentes. Las mujeres afirman que los hombres cobran más, aunque el seleccionado femenino ha obtenido mejores resultados. La USSF sostiene que la diferencia obedece en gran medida a la bolsa de premios de los mundiales.

La FIFA distribuyó 400 millones de dólares para los hombres en el Mundial de 2018, incluyendo 38 millones al campeón Francia. Estados Unidos no se clasificó a la cita en Rusia. El premio del Mundial femenino el año pasado fue de 30 millones, con 4 millones para las estadounidenses tras conquistar su segundo título seguido.

Para el torneo masculino de 2022, la FIFA incrementó el total a 440 millones y el presidente de la entidad rectora, Gianni Infantino, ha propuesto duplicar la bolsa de las mujeres a 60 millones para 2023.

La FIFA entrega las bonificaciones a las distintas federaciones nacionales, cada una de las cuales llega a su propio acuerdo con futbolistas de ambos géneros.

Molly Levinson, portavoz de las demandantes consideró que la mención de la supuesta hostilidad en partidos de visita como una justificación de una mayor paga a los hombres constituye un argumento que pertenece a la Era Paleolítica.

Suena como si lo hubiera emitido un cavernícola indicó Levinson en un comunicado. Literalmente, todos en el mundo entienden que un argumento de que los futbolistas hombres ˜tienen más responsabilidad™ es simple y llanamente sexismo, e ilustra la propia discriminación de género que nos llevó a presentar esta demanda desde el comienzo.