Bridges lidera a EEUU en el Juego de Estrellas en Ascenso

Miles Bridges le dio un gran arranque al fin de semana del Juego de Estrellas.

Miles Bridges le dio un gran arranque al fin de semana del Juego de Estrellas.

Y Zion Williamson hizo lo propio, incluso cuando falló su intento de volcada.

Bridges anotó 20 puntos y se llevó el galardón al Jugador Más Valioso del partido, Eric Paschall agregó 23 y el equipo de Estados Unidos venció al Resto del Mundo 151-131 el viernes en el Juego de Estrellas en Ascenso.

El primer jugador en ser elegido en el draft siguió deslumbrando después de que su esperado debut con Nueva Orleans se demoró tres meses debido a una operación en la rodilla. Promediando 22,1 puntos en 10 juegos con los Pelicans, el novato deleitó a la afición con varias clavadas increíbles, así como dos impresionantes intentos fallidos en los últimos minutos.

Williamson intentó una volcada con una vuelta completa pero el balón pegó en el aro. Hizo un segundo intento mientras los jugadores de ambos equipos simplemente observaban, en el cual pasó el balón entre sus piernas en el aire hasta el tablero, pero falló de nueva cuenta.

R.J. Barret de los Knicks lideró al equipo del resto del mundo con 27 unidades y Brandon Clarke de los Wizards tuvo 22.

El nombre de Kobe Bryant estuvo presente desde el principio.

Los jugadores utilizaron parches con los números 2 y 24 rodeados de nueve estrellas en honor del astro de los Lakers y su hija Gianna, que estuvieron entre las nueve personas que murieron en un accidente de helicóptero el 26 de enero. Pau Gasol, junto con la estrella de la WNBA Sue Bird, se dirigieron a la afición desde la mitad de la cancha como parte de un homenaje al excompañero de Gasol y al fallecido comisionado de la NBA David Stern.

En lo que respecta al juego, hubo suficientes volcadas espectaculares, según se preveía, y poca defensa.

La afición ovacionó al estelar esloveno Luka Doncic de Dallas cuando anotó un triple desde media cancha antes de que sonara el timbrazo del medio tiempo, con lo que el Resto del Mundo se fue al vestuario con una ventaja de 81-71.

En el tercer cuarto, Miles Bridges de los Hornets encendió al público cuando lanzó el balón contra el tablero y luego lo clavó, un período en el que Estados Unidos tomó el control del juego.