¿Por qué ganarán los Chiefs? Cuestión de destino

Los Chiefs de Kansas City cuentan con tal vez el mejor quarterback de la NFL en Patrick Mahomes, el wide receiver más veloz en Tyreek Hill, uno de los tight ends más destacados en Travis Kelce y ent...

Los Chiefs de Kansas City cuentan con tal vez el mejor quarterback de la NFL en Patrick Mahomes, el wide receiver más veloz en Tyreek Hill, uno de los tight ends más destacados en Travis Kelce y entrenador de élite como Andy Reid.

También disponen de otros habilidosos jugadores. Damien Williams ha brillado como running back, Sammy Watkins estuvo fuera de serie en el partido por el título de la AFC y la defensa liderada por Frank Clark y Tyrann Mathieu no da muchas libertades.

Suficientes motivos para afirmar que los Chiefs podrán ganar su primer Super Bowl en 50 años el domingo, pero la más importante es otra. Los aficionados de Kansas City cifran sus esperanzas en algo menos concreto: el destino.

Los Chiefs debieron reponerse a una epidemia de lesiones para llegar a esta instancia, destacándose la dolencia en la rodilla que Mahomes sufrió al promediar la temporada. Ganaron su último partido de la temporada al mismo tiempo que los Patriots perdían ante los Dolphins, resultado que les permitió tener libre la primera ronda. Le dieron la vuelta a una desventaja de 24 puntos ante Houston, esquivaron al favorito Baltimore, revirtieron otro hoyo de 10 puntos en los primeros compases para vencer a Tennessee por el campeonato de la conferencia.

Nos ha tocado pasar por algunos momentos que han sido tremendos, reconoció Reid.

No es solo la convergencia de circunstancias que tienen a muchos pensando en que los Chiefs están marcados por el destino.

Apuntan a Reid, uno de los mejores entrenadores de su era, y que tendrá la oportunidad de añadir un título de Super Bowl a su palmarés. Hace 15 años, sus Eagles perdieron ante los Patriots en la previa ocasión que Reid alcanzó la cita cumbre de la NFL.

Señalan a la familia Hunt que es dueña de los Chiefs. Su fundador, Lamar, fue quien acuñó la frase Super Bowl, y su esposa Norma ha estado presente en todos los 54 partidos disputados. Su hijo, el director ejecutivo Clark Hunt, es alguien influyente en el manejo de la liga.

También señalan a los propios jugadores, muchos de los cuales fueron parte del equipo que por una mera infracción quedó a un paso de ir al Super Bowl del año pasado.

De la misma manera que los Reales de Kansas City estuvieron a un paso de ganar la Serie Mundial de béisbol en 2014, para cumplir con la misión al año siguiente, los aficionados del equipo tienen el pálpito que este es el momento de los Chiefs.

En la NFL hay que superar a la adversidad, dijo Mahomes. La derrota del año pasado dolió. Fue difícil ver ese Super Bowl. En mi caso, quería estar en este momento. Es lo que pregonamos como equipo, queríamos estar aquí. Queríamos estar en el Super Bowl.

Pero hay otros motivos que son más palpables.

Si bien los 49ers cuentan con una de las mejores defensas de la NFL, no han tenido que toparse con una ofensiva con tantos recursos como los que Mahomes tienen a su disposición. Hill, Kelce y el novato Mecole Hardman, responsable de devolver despejes, fueron seleccionados para el Pro Bowl. Watkins se ha destapado en la postemporada.

Pueden anular a uno o dos. Quizás hasta tres. Pero imposible neutralizar a todos.

Hay que jugar buena defensa. Tienes que contener a los receptores. Tienes que hacer tu trabajo, advirtió el cornerback de los 49ers Richard Sherman. Hay que limitar sus jugadas de muchas yardas, pero es más fácil decirlo que cumplirlo.

Los Chiefs también son fuertes en su bloque protector de Mahomes, liderado por el estelar tackle derecho Mitchell Schwartz. Permitieron la tercera menor cantidad de derribos en la NFL esta temporada y apenas un total de nueve en los últimos ocho partidos de la temporada regular, así que estarán listos para lidiar con la feroz presión de San Francisco.

Hablando de defensa, los 49ers no son los únicos capaces de parar en seco al rival.

Los Chiefs reconfiguraron su bloque defensivo con el coordinador Steve Spagnuolo. El grupo a cargo de defender contra el pase mejoró de quedar de entre los últimos de la NFL al octavo mejor esta temporada. Los Chiefs también fueron quintos en intercepciones.

La gran interrogante de la campaña fue la defensa contra el acarreo de Kansas City, y los Niners llegan a Miami con la segunda mejor ofensiva terrestre.

Pero los Chiefs no han permitido que nadie alcance las 100 yardas desde la Semana 12, y amansaron al astro de los Titans Derrick Henry en la final de conferencia.