Presentes distintos para el Madrid y Atlético en el derbi

Hace mucho que no se veía un derbi de la capital española tan desigual.

Hace mucho que no se veía un derbi de la capital española tan desigual.

Zinedine Zidane tiene al Real Madrid jugando como un equipo fiable y eficaz por primera vez desde que inició su segundo ciclo como técnico al promediar la pasada temporada.

En cambio, el Atlético de Madrid pasa por sus horas más bajas desde que Diego Simeone transformó al club en un persistente aspirante a títulos tras tomar las riendas hace ocho años.

El Madrid lleva 20 partidos consecutivos sin perder, incluyendo el triunfo ante el Atlético por penales en la final de la Supercopa Española el 12 de enero. La victoria 4-0 ante el Zaragoza de la segunda división por la Copa del Rey el miércoles fue la séptima seguida tras el parón invernal.

Los merengues serán locales ante el Atlético el sábado en el estadio Santiago Bernabéu y tratarán de afianzarse como líderes de la Liga. La diferencia es de tres puntos sobre el campeón vigente Barcelona, que el domingo recibirá al Levante.

Zidane llevó al Madrid a tres títulos seguidos en la Liga de Campeones, algo sin precedentes, antes de renunciar tras la temporada 2017-18.

El timonel francés volvió al banquillo a mitad de la pasada temporada, con el equipo desafinando cuando tanto Julen Lopetegui como Santiago Solari no pudieron mantener el paso ganador. Sin los goles de Cristiano Ronaldo, los altibajos del Madrid persistieron con Zidane hasta que el equipo alzó vuelo al inicio de este año.

"Estamos bien y queremos seguir haciendo las cosas bien. Cada partido es un examen para nosotros, dijo Zidane tras la victoria del miércoles. Hoy hemos mantenido de nuevo nuestra portería a cero en un campo complicado. Es nuestra fortaleza. Estamos defendiendo bien.

La defensa del Madrid se ha fortificado desde que Zidane optó por Ferland Mendy como lateral izquierdo en detrimento del histórico Marcelo. Mendy, quien llegó al club durante el verano, carece del buen pie y olfato goleador de Marcelo, pero es más aplicado para la marca.

Zidane también ha cambiado la actitud de un plantel que por años dependió mucho de la pegada de Cristiano. Ahora es un equipo más versátil, con profundidad en su banco de suplentes, especialmente en el mediocampo. Zidane cuenta con un sinfín de opciones, como Luka Modric, Toni Kroos, Federico Valverde, Casemiro, Isco, James Rodríguez y Federico Valverde, el uruguayo que ha sido la revelación de la temporada.

El equipo ha respondido pese al escaso aporte de sus dos principales luminarias. Gareth Bale ha jugado poco por lesiones o porque Zidane no lo ha necesitado. Las lesiones también han dejado en el dique seco a Eden Hazard desde su llegada procedente del Chelsea. En su lugar, los juveniles brasileños Rodrygo y Vinícius Junior se han ganado espacio en el once titular junto al goleador Karim Benzema.

"Veo muchas cosas positivas del equipo, pero todavía no hemos ganado nada, dijo Zidane. Queremos seguir con lo que estamos haciendo, vamos a tener que estar muy bien el sábado para ganar al Atlético. Queda mucha Liga, mucha Copa y mucha Champions.

El Atlético no le había ganado al Madrid desde 1999, cuando Simeone asumió en diciembre de 2011. El argentino puso fin a la sequía con una victoria en la final de la Copa del Rey de 2013, el último partido de la era de José Mourinho. Desde entonces, el Atlético ha sido un oponente de cuidado. Pese a perder dos finales de la Champions ante el Madrid, el Atlético no ha caído en su estadio en la Liga en seis temporadas.

Sin embargo, este Atlético marcha 10 puntos detrás del Madrid, en la quinta plaza, por detrás del Sevilla y Getafe. Tiene que ganarle sí o sí al Madrid para reanimar a su temporada.

Acudirán al Bernabéu con varias bajas importantes y la moral tocada tras enlazar cuatro partidos sin ganar, incluyendo una humillante eliminación ante un club de la tercera división en la Copa del Rey.

Es casi seguro que Simeone con el juvenil atacante portugués Joí£o Félix, el fichaje más rutilante en el verano, y que arrastra una molestia muscular en la pierna derecha. El capitán Koke también está entre algodones y podría perderse el partido, junto al central uruguayo José María Giménez y el delantero Diego Costa.

La buena noticia es que el lateral inglés Kieran Trippier se ha recuperado de una lesión. Trippier ha sido uno de los jugadores más destacados en su primera temporada con el club.