¿Cambio generacional? Gauff gana y Serena fuera en Australia

Quizás Serena Williams, ahora con 38 años, conquistará su 24to título de Grand Slam algún día.

Quizás Serena Williams, ahora con 38 años, conquistará su 24to título de Grand Slam algún día.

Y quizás Coco Gauff, apenas de 15 años, nunca consiga su primer campeonato en un grande.

Pero la jornada del viernes en el Abierto de Australia dio una clara señal de un cambio generacional en el tenis femenino, con un par de monumentales resultados en la tercera ronda en el mismo estadio: una sorprendente derrota en la primera semana de Williams, seguida por una histórica victoria de Gauff.

Tras años mostrándose firme en los momentos más complicados, Williams no hizo suficiente para evitar algunos servicios dubitativos y otros errores que provocaron su eliminación más temprana en el Melbourne Park en 14 años luego de caer por 6-4, 6-7 (2), 7-5 ante la china Wang Qiang.

Desde que logró su 23er Grand Slam en el Abierto de Australia de 2017, cuando estaba embarazada, Williams no ha podido aumentar su palmarés.

Sinceramente, si fuésemos honestos con nosotros mismos, yo perdí ese partido, declaró. Me pondré a entrenar mañana, para que no se repita. Literalmente no puedo hacerlo de nuevo. No es profesional. No está bien.

Soy mejor que eso, añadió Williams, que recorrió el largo camino a los vestuarios cargada con sus dos mochilas mientras Wang concedía la entrevista a pie de cancha.

Gauff también agendó una práctica el sábado, pero la suya será para afrontar un compromiso de octavos de final.

Y es que Gauff, la número 67 del ranking, dio otro paso en su rápido ascenso, al convertirse en la jugadora más joven de la era profesional que elimina a la campeona reinante del Abierto de Australia al deshacerse de la japonesa Naomi Osaka por 6-3, 6-4.

No fue hasta después del partido que Gauff se despojó de su admirable aplomo y mostró su exuberancia de adolescente al bromear que quería sacarse una selfie para Instagram con Rod Laver, el campeón de 11 grandes y por quien el estadio principal recibió su nombre.

En serio, ¿qué he hecho? Es asombroso", dijo Gauff al público. Hace dos años, perdí en la primera ronda de juniors y ahora estoy aquí. Es una locura.

Con un potente saque, un efectivo revés y una mentalidad ganadora, Gauff revirtió el resultado de la primera vez que se encontró Osaka, una ex número uno del mundo que con 22 años ya cuenta con dos títulos de las grandes citas en su palmarés.

Cuando se midieron en el Abierto de Estados Unidos en septiembre pasado, Osaka en dos sets que pasaron muy rápido y consoló a Gauff, pidiéndole que dirigiera un mensaje a los espactadores que le alentaron.

Un dato que refleja la precocidad de Gauff: la mayoría de las participantes en el torneo juvenil del Abierto de Australia le superan en edad.

Otro: recibe sus clases en la internet y tiene permiso para entregar tarde sus tareas, dadas las circunstancias.

Y otra más: no tiene licencia para conducir.

Pero si le ponen una raqueta de tenis en sus manos, mejor apartarse: Gauff tiene marca de 8-2 en su naciente carrera de Grand Slam, con tres de esas victorias contra rivales con múltiples títulos en los majors. Su próximo partido será contra Sofia Kenin (14ta preclasificada), una estadounidense de 21 años que derrotó a la china Zhang Shuai por 7-5, 7-6 (7).

Lo más intrigante de la actividad en el cuadro masculino se dio entrada la noche, casi a las 1 de la madrugada, cuando Roger Federer ganó los últimos seis puntos del desempate del quinto set para vencer 4-6, 7-6 (2), 6-4, 4-6, 7-6 (8) al australiano John Millman (47 del ranking). El partido se prolongó más de cuatro horas en medio de una gran humedad, y Federer sobrevivió la increíble friolera de 48 errores no forzados con su derecha y un déficit 8-4 en el desempate, que se define con el primero que alcanza 10 puntos.

Además, el actual campeón Novak Djokovic dio cuenta 6-3, 6-2, 6-2 del japonés Yoshihito Nishioka; y el canadiense Milos Raonic sorprendió 7-5, 6-4, 7-6 (2) a Stefanos Tsitsipas, el griego que ganó la Copa Masters en noviembre y figuraba como sexto cabeza de serie.

Diego Schwartzman (14to cabeza de serie) será el rival de turno de Djokovic y quedó como el último argentino en carrera tras vencer 6-2, 6-3, 7-6 (7) al serbio Dusan Lajovic. El argentino Guido Pella (22do preclasificado) sucumbió 7-6 (0), 6-2, 6-3 ante el italiano Fabio Fognini.

Otras vencedoras en la rama femenina fueron Ash Barty, la actual número uno del ranking, y Petra Kvitova, dos veces campeona de Wimbledon.