Barcelona: más posesión y poco gol al iniciar la era Setién

Todavía tratando de asentar su filosofía, el nuevo técnico del Barcelona Quique Setién ya ha tenido que depender de goles en momentos de apremio para evitar humillantes tropiezos.

Todavía tratando de asentar su filosofía, el nuevo técnico del Barcelona Quique Setién ya ha tenido que depender de goles en momentos de apremio para evitar humillantes tropiezos.

El tanto de Lionel Messi a los 76 minutos le dio al Barcelona el triunfo 1-0 sobre el Granada en la Liga, en el debut de Setién el domingo. Con Messi descansando tres días después, los azulgranas necesitaron un par de goles postreros de Antoine Griezmann para vencer 2-1 a Ibiza, un equipo de la segunda división, el miércoles y así avanzar a los octavos de final de la Copa del Rey.

Dadas las dificultades ante rivales en teoría más débiles, el Barcelona ahora enfrenta lo que parece ser una prueba realmente dura al visitar al Valencia por la Liga.

Setién fue contratado la semana pasada para reemplazar a Ernesto Valverde, el primer cambio de técnico a mitad de temporada del equipo catalán desde 2003.

Valverde fue destituido, pese a que sacó campeón en las últimas dos temporadas y lo tenía al frente de la clasificación. Pero el Barí§a ansía recuperar el estilo de ataque y posesión, uno que Setién siempre ha admirado y aplicado con sus equipos.

Los primeros resultados, sin embargo, son mixtos.

El equipo ha aumentado sus pases y la tenencia del balón. Su posesión del 82% contra el Granada estuvo cerca de alcanzar el récord de la Liga, de 84% establecido por el Barcelona en 2011.

Pero al equipo le falta generar más ocasiones de gol y marcar.

En el partido ante Ibiza, Setién optó por dosificar a Messi, al defensor Gerard Piqué y al mediocampista Sergio Busquets, un jugador que el nuevo técnico ha dicho que es fundamental para el funcionamiento del Barcelona. El entrenador también experimentó con una defensa de tres hombres con Clement Lenglet, Sergi Roberto y Junior Firpo, estos últimos con un perfil más ofensivo que defensivo.

El resultado fue un Barí§a frágil en la defensa y que tardó más de una hora en disparar a puerta. Al local Ibiza le anularon un gol por una falta y también estrelló un disparo al poste cuando iba ganando 1-0.

Hemos cometido muchas imprecisiones, nos ha costado y no hemos estado cómodos con el balón, dijo Setién. Es algo que tratamos de mejorar, hemos hablado de ello. No hemos tenido el control, les hemos dado facilidades como contras y opciones para atacarnos. No hemos tenido la paciencia y precisión que necesitábamos", agregó.

Griezmann opina que es cuestión de tiempo para que el equipo se acomode al dibujo táctico de Setién.

Hay que coger confianza con el balón, crear ocasiones, moverse en ataque, iremos cogiendo la táctica del nuevo míster, dijo. Es un nuevo sistema y tuvimos que acostumbrarnos, trabajar y así va a ser todos los partidos, difíciles de ganar".