Rodgers se queda de nuevo a la orilla del Super Bowl

Una captura y un balón suelto en una serie. Un centro defectuoso que no pudo controlar en la siguiente. Y luego, un envío interceptado.

Una captura y un balón suelto en una serie. Un centro defectuoso que no pudo controlar en la siguiente. Y luego, un envío interceptado.

Todo ello en la primera mitad.

El fracaso más reciente de Aaron Rodgers en el partido por el campeonato de la Conferencia Nacional lo volvió a dejar a la orilla del Super Bowl. La temporada de los Packers se quedó corta de nuevo, con otro encuentro para el olvido dentro de los playoffs, que concluyó el domingo en una derrota por 37-20 ante los 49ers de San Francisco.

Rodgers no ha avanzado más allá de la final de conferencia desde que logró su único viaje al Super Bowl, donde se coronó en aquella lejana ocasión, posterior a la temporada de 2010. Su decepción fue evidente a un costado del terreno.

Con un rostro pétreo y las manos en la cintura, Rodgers observó los últimos segundos del encuentro.

Por supuesto, Rodgers completó sus primeros ocho envíos, pero los Packers (14-4) nunca encontraron el ritmo ofensivo. Tampoco tuvieron respuesta para los pases de Jimmy Garoppolo ni para el dinámico corredor Raheem Mostert, quienes brillaron con los 49ers.

Rodgers tuvo otro regreso amargo al área de la Bahía de San Francisco, donde lució con la Universidad de California en Berkeley.

En estos días, se habla menos del draft de 2005, cuando los 49ers se abstuvieron de reclutar a Rodgers como primera selección general y se decantaron por Alex Smith.

Rodgers, de 36 años y originario de Chico, localidad del norte de California, guio finalmente un ataque que derivó en puntos al comienzo de la segunda mitad. Conectó un pase de nueve yardas con Aaron Jones para un touchdown.

Jones realizó un acarreo de una yarda a la zona prometida en el comienzo del cuarto periodo.

Rodgers terminó completando 31 de 39 envíos para 326 yardas, dos anotaciones y dos interceptados, con un rating de 97,2. Pero sufrió su tercera derrota consecutiva en una final de conferencia durante un periodo de seis años.

Sucumbió también en estas instancias tras las campañas de 2014 y 2016.