Ibrahimovic anota y Milan se impone en cancha de Cagliari

Zlatan Ibrahimovic está de regreso.

Zlatan Ibrahimovic está de regreso.

El astro sueco jugó de inicio por primera vez desde su regreso al Milan y anotó el sábado. Los Rossoneri cortaron una larga sin anotar y se impusieron 2-0 en cancha del Cagliari, dentro de la Serie A italiana.

Ibrahimovic, de 38 años, consiguió el segundo gol del Milan a los 64 minutos. El francés Theo Hernández envió un centro desde la izquierda e Ibrahimovic lo conectó de primera intención para enviar el balón pegado a la base del poste derecho.

En su celebración, el sueco levantó los brazos y volteó a ver a un grupo de hinchas del Milan. Batió un puño en el aire y alentó a que ese sector del público continuara vitoreándolo.

Ibrahimovic, quien ayudó a que el Milan consiguiera su último título de la Serie A en 2011, se ha reincorporado al club italiano con un convenio vigente hasta el final de la campaña. El contrato tiene una alternativa de renovación por un año más.

El lunes, disputó su primer encuentro dentro de la Serie A en casi ocho años. Ingresó como suplente durante el empate sin goles, en San Siro ante la Sampdoria.

En Cerdeña, Ibrahimovic jugó los 90 minutos y tuvo la mejor oportunidad del primer tiempo. Su cabezazo casi sin ángulo fue desviado por el arquero local, el también sueco Robin Olsen.

Milan no había anotado en tres cotejos seguidos. Rompió el maleficio con algo de suerte, justo al comienzo del segundo tiempo.

Un disparo del portugués Rafael Leí£o se desvió de una forma tan extraña que se elevó lo suficiente para meterse al arco, por encima del salto de Olsen.

Ibrahimovic pensó que había conseguido su segundo tanto mediante un remate de palomita en las postrimerías del duelo, pero la acción se invalidó por un fuera de juego.

Con la victoria, el Milan se acercó a cuatro puntos del Cagliari, que está en el sexto sitio.

Inter puede tomar una delantera de tres puntos sobre la Juventus en la cima de la tabla si derrota más tarde al Atalanta, mientras que Lazio, que marcha tercero, puede aproximarse a tres unidades de la Vecchia Signora si supera a Napoli.