Vientos dificultan abierto de golf Sony en Hawai

El fuerte viento doblaba las palmeras y el océano Pacífico parecía más agitado de lo habitual. El panorama el jueves en el Abierto Sony dejó claro que jugar golf en Hawai no es fácil.

El fuerte viento doblaba las palmeras y el océano Pacífico parecía más agitado de lo habitual. El panorama el jueves en el Abierto Sony dejó claro que jugar golf en Hawai no es fácil.

El estadounidense Collin Morikawa se desempeñó mejor que los demás. Aprendió suficiente del viento la semana pasada en Maui para enfrentarlo en Oahua.

A pesar del viento implacable de 48 km/h (30 mph), el jugador terminó la primera ronda en primer lugar con 65 golpes, 5 bajo par, y ventaja de dos golpes.

Es muy difícil aquí, dijo Morikawa. Si se quiere embocar desde 6 metros (20 pies) para birdie, hay que considerar el viento, el terreno, todo. Así que jugar la semana pasada me sirvió de preparación para el viento esta jornada, y espero con expectación los próximos días.

El estadounidense Ryan Palmer estuvo entre cuatro jugadores que terminaron con tarjeta de 67 golpes, mientras que el australiano Marc Leishman y el canadiense cerraron con 68.

El estadounidense Justin Thomas, que ganó un duelo de desempate la semana pasada en Kapalua, tuvo dificultades al principio por el al viento y tuvo que conformarse con una tarjeta de 72 golpes.

Hace un año, esa tarjeta habría sido el primer paso para un descanso de fin de semana. En la jornada de este jueves, la cifra se ubicó dentro de la línea de corte.

Maui fue un escenario muy difícil debido al viento y esta semana las condiciones de juego podrían empeorar por la gran exposición del campo de golf de Waialae a los caprichos del clima.