VAR causa frustración en jornada de la Liga Premier

El videoarbitraje (VAR) tomó el protagonismo en la Liga Premier el sábado al anular tres goles por fuera de lugar, generando frustración sobre el uso de este recurso tecnológico por primera vez en...

El videoarbitraje (VAR) tomó el protagonismo en la Liga Premier el sábado al anular tres goles por fuera de lugar, generando frustración sobre el uso de este recurso tecnológico por primera vez en Inglaterra esta temporada.

En un día en que un mermado Leicester rescató una victoria de 2-1 en su visita a West Ham y el Tottenham se tuvo que conformar con un empate de 2-2 ante el local Norwich, gran parte del debate tanto en estadios como en las redes sociales se centró en la contrariedad por la geometría forense que es usada para decisiones en jugadas apretadas de posición adelantada _incluso si la decisión tomada al final haya sido la correcta.

Si el VAR fuera un técnico, ya habría despedido desde hace varias semanas, tuiteó el excapitán de la selección inglesa

Gary Lineker a sus 7,5 millones de seguidores después que le fuera anulado un gol al finlandés Teemu Pukki, delantero del Norwich, por posición adelantada en una jugada que tuvo que ser revisada por medio del VAR en una sala fuera de Londres.

Esa polémica sucedió horas después de que Dan Burn, el defensor del Brighton, fue sorprendido en fuera de lugar por cuestión de milímetros antes de anotar en una victoria de 2-0 sobre Bournemouth, y luego Wilfried Zaha también fue considerado en posición adelantada _o más bien su axila_ después de que diera el pase para gol a Max Meyer por el visitante Crystal Palace en la igualada de 1-1 en Southampton.

Esta es una tontería y está afectando al espectáculo, tuiteó por su parte Arlo White, quien analiza las jugadas para la cadena estadounidense NBC.

Decisiones apretadas de posición adelantada, y la manera microscópica en que son analizadas, han sido la parte más polémica de la llegada a la Premier del sistema de VAR en esta temporada.

"Son pequeños márgenes, pero esas son las reglas que están usando. Es el procedimiento en que se están apoyando, así que si es (un fuera de lugar) o no hay mucho que uno pueda decir, subrayó el técnico del Palace, Roy Hodgson.

Por su parte, el segundo lugar Leicester realizó un ajuste de nueve titulares para el choque contra West Ham _Jamie Vardy, el líder de goleo de la Premier, fue una de las estrellas ausentes después de que su esposa dio a luz_ pero el club aún tuvo lo necesario para llevarse el triunfo en el Estadio Olímpico de la capital inglesa.

Kelechi Iheanacho y Demarai Gray anotaron los goles por el Leicester, en anotaciones divididas por el descuento aportado por Pablo Fornals para la causa del conjunto anfitrión, y los visitantes se colocaron 10 puntos debajo del Liverpool pese a haber jugado dos partidos más.

El descalabro causó el despido del timonel del West Ham, el chileno Manuel Pellegrini, cuyos pupilos se ubicaron apenas un punto y un peldaño arriba de la zona de descenso.

Pellegrini fue cesado después de 18 meses en el cargo y con el equipo bajo enorme presión en la lucha por evitar salir de la Liga Premier.

West Ham emitió un comunicado justo después de la derrota ante Leicester, en que señaló que "ha resultado claro que un cambio es requerido a fin de que el club retome un camino acorde a nuestras ambiciones para esta temporada.

"Sentimos que era necesario actuar añora para darle al nuevo entrenador el mayor tiempo posible para tratar de lograr esa meta.

Famoso por armar planteles con defensas muy bien organizadas, el portugués José Mourinho no ha podido establecer un esquema que resuelva una línea defensiva propensa a errores del Tottenham, y el sábado fue evidente en el empate de 2-2 con Norwich.

Los dos goles de Norwich en Carrow Road fueron producto de pifias del rival, con el guardameta Paulo Gazzaniga luciendo mal ante un tiro aparentemente inofensivo de Mario Vrancic en la primera anotación y con Serge Aurier cometiendo un autogol en la segunda.

Tottenham remontó dos veces a través de un tiro libre de Christian Eriksen y un penal cobrado por Harry Kane, y el club se halla cuatro unidades detrás del cuarto sitio Chelsea y con un juego de más.

Alireza Jahanbakhsh y Aaron Mooy anotaron sus primeros goles con el equipo al ayudar a Brighton a derrotar 2-0 a un Bournemouth en apuros.

Jahanbakhsh, la contratación histórica del club, puso al Brighton al frente apenas a los tres minutos para convertirse en el tercer futbolista iraní en anotar en la máxima división del fútbol inglés.

El delantero se unió al equipo después de la Copa del Mundo del año pasado pero no pudo anotar en 24 partidos en su primera temporada con los Seagulls. Pero ajustó la mira al definir de derecha tras un gran pase del extremo francés Neal Maupay.

Los otros anotadores iraníes han sido los mediocampistas Andranik Teymourian para el Bolton en 2007 y Ashkan Dejagah _capitán de la selección de Irán_ por el Fulham en 2014.

Mooy fue el mejor jugador del Brighton y el mediocampista australiano coronó su actuación con un excelente gol a los 79 minutos, controlando el balón con el lado izquierdo de su pecho antes de hacer un corte para zafarse de la defensa y rematar para el 2-0 definitivo.

Maupay ha sido una excelente adquisición desde su llegada procedente del Brentford, donde anotó 25 goles en la liga de segunda división.

Es el líder de goleo del Brighton con siete dianas, y la decisión del técnico Graham Potter de no incluirlo en la alineación titular en la derrota de 2-1 frente al Tottenham hace un par de días fue para darle descanso.

El más reciente descalabro del Bournemouth dejó al conjunto de Eddie Howe peligrosamente cerca de la zona de descenso.

Mientras que Carlo Ancelotti se apuntó su segunda victoria en dos juegos desde que tomó las riendas del Everton.

El segundo triunfo fue ante Newcastle, con Dominic Calvert-Lewin anotando un par de ocasiones por el Everton para derrotar 2-1 a los locales.

Watford derrotó 3-0 a Aston Villa para colocarse a tres puntos de salir de la zona de descenso. Villa es antepenúltimo, dos unidades sobre Watford, con el Norwich al fondo de la tabla.