Liga Premier no siguió procedimiento de FIFA contra racismo

La FIFA pidió que todas las ligas del mundo implementaran un procedimiento de tres pasos para responder a expresiones de racismo o intolerancia en los partidos. La Liga Premier inglesa no siguió la ...

La FIFA pidió que todas las ligas del mundo implementaran un procedimiento de tres pasos para responder a expresiones de racismo o intolerancia en los partidos. La Liga Premier inglesa no siguió la recomendación.

Ese desacato de los protocolos establecidos por la secretaria general de la FIFA Fatma Samoura mediante una carta enviada en julio a todas las federaciones nacionales ha generado confusión, en momentos en que el fútbol inglés lidia con las consecuencias de otro partido empañado por el racismo.

El Tottenham ha pedido que la Premier aclare los procedimientos que sigue, tras lo ocurrido el domingo en un derbi londinense, en que Antonio Rí¼diger, defensa del Chelsea, reportó que varios hinchas locales lo habían insultado al emitir ruidos semejantes a los de un mono.

Poco después de la queja inicial de Rí¼diger, se emitió un anuncio a los más de 61.000 espectadores congregados en el estadio del Tottenham: Conductas racistas por parte de los espectadores están interfiriendo con el partido.

Al ordenar que se hiciera esa advertencia, el árbitro Anthony Taylor siguió claramente el primer paso contemplado por el protocolo antirracismo de la FIFA y la UEFA. Los pasos siguientes contemplan la suspensión del partido y el eventual abandono de éste, si persisten las expresiones intolerantes.

Pero la Liga Premier tiene un plan de reacción de seis pasos, que no aporta a los árbitros la claridad brindada por las instrucciones de la FIFA y la UEFA, acerca de las medidas a tomar.

La prioridad para la Premier es garantizar que el partido no se interrumpa indebidamente. Ello lleva a que la liga no exija a los árbitros dar los pasos para que se emita una advertencia a los aficionados en el estadio.

En vez de ello, el primer paso tras un reporte de expresiones racistas en la Premier consiste en pedir que el cuarto árbitro informe a las autoridades de seguridad, quienes deben buscar a los autores de las expresiones racistas.

Así que, cuando se emitieron tres advertencias durante intervalos de 10 minutos en la cancha de Tottenham, reinó la confusión, no sólo para los televidentes y expertos en todo el mundo, quienes creyeron que el encuentro no proseguiría, sino también para el equipo local.

Cuando el incidente se reportó al árbitro Anthony Taylor, él tomó la decisión de implementar la primera etapa del protocolo de la UEFA, en vez de recurrir al protocolo de la Liga Premier, y pidió que se hiciera un anuncio. Luego, hubo otro anuncio, lo que creó la confusión de que la situación persistía, indicó el Tottenham mediante un comunicado emitido el lunes.

El protocolo de la Liga Premier difiere del de la UEFA en el hecho de que no contempla un anuncio, sino el que personal de seguridad lidie con los individuos en un primer caso.

En su carta del 25 de julio a los dirigentes del fútbol en todo el mundo, la FIFA dejó claro que debían seguir el procedimiento de tres pasos. Subrayó que el mensaje iba dirigido a todas las asociaciones, ligas, clubes y organismos disciplinarios que fueran miembros de la organización.

La Liga Premier respondió a una pregunta de por qué no había seguido el sistema de la FIFA. Explicó que requiere de su propio protocolo, específicamente diseñado para apoyar a jugadores, técnicos y árbitros... a fin de que se garantice que cesen los abusos y que los clubes y la policía lidien con los autores.

En cambio, la FIFA no respondió a una pregunta que se le hizo, sobre si la Premier había incumplido con los protocolos que el organismo mundial contempló por primera vez durante la Copa Confederaciones de 2017 en Rusia.

Rí¼diger, seleccionado alemán con raíces en Sierra Leona, recordó lo simple y eficaz que es el protocolo de la FIFA, al relatar su propia experiencia ante expresiones racistas cuando jugaba en el Milan de Italia.

El árbitro debe hablar con el anunciador del estadio si hay racismo. Luego, pienso que es razonable una advertencia, comentó. Si esto no se detiene, considero bueno abandonar el partido.

Tottenham no ha descubierto a los autores de las expresiones racistas, 24 horas después de ocurrido el incidente. El club del norte de Londres ha contratado a expertos en leer los labios para que analicen los videos. Busca también información detallada de los jugadores del Chelsea y revisa las evidencias con la policía.