Demanda sin precedentes agota boletos para Tokio 2020

Los boletos para competencias de los Juegos Olímpicos siguen siendo muy difíciles de obtener _particularmente en Japón.

Los boletos para competencias de los Juegos Olímpicos siguen siendo muy difíciles de obtener _particularmente en Japón.

Los organizadores del evento informaron el miércoles que 23 millones de boletos fueron solicitados en la más reciente lotería exclusiva para residentes de Japón. Las malas noticias es que sólo un millón de entradas estarán disponibles, lo que significa que la enorme mayoría terminará con las manos vacías.

Los Juegos Olímpicos del próximo verano han generado una demanda sin precedentes. De acuerdo con los organizadores, 3,57 millones de boletos han sido asignados a residentes del país anfitrión en loterías previas. Los organizadores confirmaron por primera vez que la demanda supera por casi 20 veces la oferta _dado que el público japonés ha solicitado cerca de 60 millones de boletos.

Y ahora se están agotando las oportunidades para los residentes de Japón de conseguir uno.

La siguiente lotería de boletos en Japón se llevará a cabo a principios del próximo año, pero estará abierta para residentes del país y extranjeros en un formato que respetará el orden en que se registren.

En total, los organizadores han señalado que aproximadamente 7,8 millones de boletos disponibles para las competencias. Agregaron que al menos 70% de las entradas serán para residentes de Japón. Grandes cantidades también serán distribuidas entre patrocinadores, federaciones internacionales, comités olímpicos nacionales y el Comité Olímpico Internacional.

La escasez de boletos ha generado dudas entre los japoneses sobre las razones por las que resulta prácticamente imposible conseguir entradas para unos Juegos Olímpicos que se desarrollarán en su propio país, sobre todo si se toma en cuenta que están siendo financiadas con miles de millones de dólares provenientes del bolsillo de los contribuyentes.

La ceremonia de inauguración del 24 de junio cuenta con los precios más altos en boletaje, siendo el más elevado de 300.000 yenes (2.700 dólares). El boleto más caro para la ceremonia de clausura es de 220.000 yenes (2.000 dólares).

La alta demanda sin duda generará movimiento en el mercado secundario y grandes oportunidades para los revendedores.

Esta misma demanda también ha causado un incremento en los hoteles e incluso preocupaciones sobre la manera en que el eficiente sistema de tren suburbano de Tokio operará durante los Juegos Olímpicos. Parte de la demanda es fácil de explicar: la zona metropolitana de Tokio cuenta con 35 millones de habitantes, una de las más pobladas del mundo.

Los organizadores esperan recaudar cerca de 800 millones de dólares en la venta de entradas. Estos ingresos cubren parte del presupuesto de operaciones de 5.600 millones de dólares financiado con fondos privados. Más de 3.000 millones de dólares de ese ingreso proviene de más de 60 patrocinadores japoneses, un récord para el patrocinio de un país anfitrión.

Un informe de auditoría del gobierno japonés reveló que Tokio gastará aproximadamente 25.000 millones de dólares en la organización de los Juegos Olímpicos, dinero proveniente de los contribuyentes a excepción del presupuesto operativo.

Los organizadores argumentan que en realidad es la mitad de esa cantidad, parte del debate sobre qué son considerados gastos olímpicos y qué no.