Serie A usa imágenes de monos en campaña antirracismo

La Serie A italiana salió al paso de los críticos que consideraron insensible su decisión de instalar en sus oficinas generales una pintura que muestra a tres monos con el supuesto objetivo de apoy...

La Serie A italiana salió al paso de los críticos que consideraron insensible su decisión de instalar en sus oficinas generales una pintura que muestra a tres monos con el supuesto objetivo de apoyar su campaña contra el racismo.

En varias ocasiones, aficionados han emitido sonidos parecidos a los de un simio para insultar a jugadores de raza negra durante partidos de la liga italiana. Sin embargo, el artista Simone Fugazzotto consideró que su pintura tenía el objetivo de mostrar que todos somos de la misma raza.

La liga utilizó la obra durante la presentación de su campaña contra el racismo en Milán. Pero Fare, la principal organización de combate a la discriminación en el fútbol, consideró la pintura un chiste de mal gusto.

El arte es provocación, indicó la liga en un comunicado que envió el lunes por la noche a The Associated Press. Simone Fugazzotto, testigo de los silbidos contra (el zaguero del Napoli, Kalidou) Koulibaly en el estadio de San Siro, realizó una obra provocadora, en la que los monos son en realidad los aficionados racistas.

El racismo ha sido un problema durante toda la campaña en Italia. Los aficionados han proferido cánticos insultantes contra Romelu Lukaku, Franck Kessie, Dalbert Henrique, Miralem Pjanic, Ronaldo Vieira, Koulibaly y Mario Balotelli. Todos esos futbolistas son de raza negra, salvo Pjanic, quien es bosnio.

Y muchas de las expresiones insultantes han quedado impunes.

Una vez más, el fútbol italiano deja al mundo sin palabras, tuiteó Fare. En un país donde las autoridades muestran su incapacidad para lidiar con el racismo cada semana, la Serie A ha lanzado una campaña que parece un chiste de mal gusto.

La pintura fue realizada para la final más reciente de la Copa de Italia.

Pensé de inmediato en pintar un mono occidental, un mono asiático y un mono negro, porque quería cambiar las percepciones de la gente con mi obra, dijo Fugazzotto. Mis pinturas reflejan plenamente los valores del juego limpio y la tolerancia. Uso los monos como una metáfora de seres humanos, porque el color de nuestra piel no es importante.

Luigi de Siervo, director general de la Serie A, aseguró que es firme el compromiso de la liga contra los prejuicios.

Sabemos que el racismo es un problema endémico y muy complejo, que enfrentaremos en tres niveles distintos: El cultural, a través de obras como ésa de Simone; el deportivo, con una serie de iniciativas junto con los clubes y jugadores, y el represivo, gracias a la colaboración con la policía, explicó De Siervo.

Pero Fare consideró indignante la pintura. Advirtió que ésta será contraproducente y continúa con las expresiones que deshumanizan a la gente de herencia africana... Es difícil ver qué estaba pensando la Serie A. ¿A quién consultaron? Es momento de que los clubes progresistas de la liga hagan que se escuche su voz.

También el lunes, durante la presentación de las iniciativas, De Siervo dijo que los dirigentes de la liga italiana desarrollan un sistema de reconocimiento facial a fin de identificar a los aficionados involucrados en incidentes de tinte racista.

Estamos trabajando para usar un software de reconocimiento facial dentro de los estadios, indicó De Siervo. Seguimos esperando el visto bueno de las autoridades de protección de datos, pero es probable que lo obtengamos con la ayuda del gobierno. Una vez que esas imágenes estén disponibles, los clubes tendrán que intervenir directamente.

La liga también ha nominado a un jugador de cada uno de los 20 clubes que conforman la Serie A para integrar una unidad antirracista.

Vamos a hacer en dos años lo que (la ex primera ministra británica Margaret) Thatcher realizó en 10, sostuvo De Siervo, en referencia al combate contra los hooligans en los estadios de Reino Unido en la década de 1980.

Esta temporada, la Federación Italiana de Fútbol indicó que estaba considerando el uso de dispositivos de escucha avanzados que son usados en operaciones antiterroristas, con la intención de identificar a los aficionados que profieran insultos racistas.