Curry se fractura mano; Warriors son aplastados de nuevo

Stephen Curry se fracturó la mano izquierda y se unió a la lista de bajas de los Warriors de Golden State, quienes sufrieron el miércoles otra derrota vergonzosa, 121-110 ante los Suns de Phoenix.

Stephen Curry se fracturó la mano izquierda y se unió a la lista de bajas de los Warriors de Golden State, quienes sufrieron el miércoles otra derrota vergonzosa, 121-110 ante los Suns de Phoenix.

El astro cayó de manera aparatosa sobre su muñeca izquierda en el tercer período del encuentro.

Curry, nombrado dos veces el Jugador Más Valioso de la NBA, avanzó hacia a su izquierda mientras Kelly Oubre Jr. intentaba detenerlo y con el pívot Aron Baynes plantado firmemente en la pintura. Curry saltó con el balón y luego se fue de bruces al piso, cayendo descompuesto sobre sus manos para protegerse.

Simultáneamente, Baynes se desplomó sobre la muñeca izquierda de Curry, quien hizo una mueca de dolor, agarrándose la mano, y luego caminó hacia los vestidores con 8:31 por jugarse en el tercer período.

El perder por un período largo a Curry, el jugador que ha sido titular por más tiempo en Golden State y el de mayor edad con 31 años, es un duro golpe para un juvenil equipo de los Warriors.

Golden State está pasando apuros en el arranque de la temporada, luego de que Kevin Durant se fue a Brooklyn y Klay Thompson tal vez estará fuera toda la temporada, recuperándose de una cirugía el 2 de julio para corregirle un desgarro en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.

Curry sumó nueve puntos, al atinar tres de 11 disparos, antes de lastimarse.

El jueves pasado, Golden State inauguró su nueva casa, el Chase Center, con una derrota por 141-122 ante los Clippers de Los íngeles. Varios espectadores se marcharon al concluir el tercer periodo.

Un nuevo capítulo de los Warriors en casa fue incluso más amargo.

Baynes sumó 24 puntos, 12 rebotes, siete asistencias y tres tapas por los Suns. Devin Booker añadió 31 unidades y Phoenix tomó una amplia ventaja a la que nunca renunció.